Sé que muchos ya habéis leído esta entrada. Pero hay nuevas noticias, donde todos podemos colaborar. En el foro Isis estamos preparando un texto (¡¡¡¡gracias Ana!!!!!) que irá acompañado de todas las firmas que podamos reunir. En cuanto esté listo, lo cuelgo en el blog. Os pedimos AYUDA, con mayúsculas. ¡No somos monstruos! - Y ya está colgada la carta en el siguiente post.

Me encantaría compartir con vosotros la carta que acabo de enviar a la COPE y a la Conferencia Episcopal.

Estimados amigos:

El pasado 5 de mayo difundieron una entrevista al doctor Luis Madero en el programa “La Mañana” de Federico Jiménez Losantos en la que se vertieron muchas mentiras sobre el autismo. No pueden ni imaginarse el daño que han hecho a tantísimas familias que convivimos a diario con el autismo. Nosotros vemos sonreir, hablar, jugar o emocionarse a nuestros hijos. Nosotros estamos seguros de la inclusión. Y de repente un medio líder en opinión como la COPE rescata del “baúl de los recuerdos” mitos que hace ya muchísimo tiempo fueron descartados y siembra el miedo entre las personas que no conocen la realidad del autismo. Devastador es lo que han hecho ustedes.

Por de pronto, el autismo no es una enfermedad, sino un síndrome. Son una serie de síntomas que se combinan de forma distinta en cada niño. Por eso no hay dos personas con autismo iguales. Con una terapia adecuada, cuando antes se empiece mejor, es impresionante ver los progresos y la evolución de nuestros hijos en lenguaje, comunicación, socialización, juego o empatía, por citar algunos ejemplos. Sí, nuestros hijos son “recuperables”, aunque menuda palabreja han elegido ustedes.

Autismo no es sinónimo de personas indiferentes e infelices que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir. Mi hijo Erik, de cuatro años y medio, tiene autismo. Y es un niño maravilloso al que le gusta mucho jugar con nosotros y con otros niños. Tiene una sonrisa que irradia emociones. Sí, Erik se comunica por todos los medios: se expresas en dos idiomas, interactúa, se entristece cuando la gente discute, se alegra al recibir un regalo, tiene empatía, deseos, sueños… Aunque no siempre es fácil para él, sobre todo si la sociedad no está concienciada sobre lo que en realidad es el autismo.

Las personas con autismo tienen un estilo de pensamiento diferente, lo que unido a sus problemas de percepción provoca que les resulte complicado entender las relaciones sociales. Por eso a veces se frustran o intentan aferrarse a rutinas que les dan seguridad. Necesitan más ayuda que los otros niños, mucha comprensión y una terapia que les oriente en su camino hacia adelante. Pero de ahí a definirlos como niños “agresivos que se autolesionan” hay un mundo. Incluso en el caso de que aparezcan conductas desafiantes, éstas son controlables y terminan por desaparecer con una intervención adecuada.

Aprenden a comprender las reglas del mundo en el que nos movemos en nuestro día a día. Un mundo en el que hay cabida para la diversidad. No olvidemos que todos somos iguales, aunque diferentes. No cerremos puertas y luchemos juntos por la inclusión. No difundamos falsas ideas, sino la realidad del autismo, que los diagnósticos lleguen antes, que todos los niños tengan acceso a las terapias más adecuadas, que se cree de una vez por todas un modelo educativo con los apoyos necesarios y el ambiente estructurado preciso para favorecer la inclusión. Que los padres tengamos la posibilidad de elegir el colegio (especial, normal o combinado) para nuestros hijos, quienes pueden muchísimo más de lo que algunos falsamente creen.

Hoy en día cobra cada vez más fuerza que los factores genéticos juegan un papel muy importante. Está claro que el autismo puede ser hereditario. Los estudios demuestran que en el caso de gemelos en la misma bolsa, la posibilidad de que uno tenga autismo si el otro lo tiene supera el 90%. Y hay un 20% más de posibilidad de tener un segundo hijo con autismo que en familias donde no existe el trastorno.

Si mi hijo Erik hubiera nacido en la época en la que Bruno Bettelheim -un farsante doctorado en Filosofía del Arte que se inventó una formación como psicoanalista- hacía creer al mundo en los años cuarenta que la falta de afecto de los padres en los primeros meses de vida del niño era la causa de la destrucción de su psique hasta que se volvían autistas por desesperación, desde luego sí que no habría tenido ninguna posibilidad, al verse separado de sus padres y encerrado en una institución.

La teoría de las “madres nevera” hace tiempo que cayó por su propio peso. Precisamente la intervención de los padres en el día a día, su cariño, su constancia son de una ayuda absoluta en la evolución de los pequeños con autismo.

Les ruego, por favor, que nos conozcan a nosotros y a nuestros hijos. Que terminen con falsos mitos de una vez por todas. No hagan más daño, no siembren miedo. No acusen a los padres de ser unos “monstruos” , ni difundan ideas equivocadas sobre nuestros niños.

No olviden que siempre hay un niño o una persona por encima del autismo. Ustedes más que nadie, como medio de comunicación que crea opinión pública, deberían evitar la desinformación.

Atentamente,
Anabel Cornago, mamá de Erik.

25 comments:

Gara

Una carta muy buena, Anabel ¿Hay algo que pueda hacer?

anabel

Gracias, cielo.
Creo que sería genial que inundemos la COPE con cartas de protesta, y que enviemos quejas a las direcciones del blog madres para cambiar las cosas.
En el foro isis quizás preparemos una carta colectiva, así que recogeremos firmas.
Y cartas al director a los periódicos...
Todo lo que podamos. ¡Esto hay que pararlo ya!

besotes.

Gara

Vale, cuando llegue a casa me pongo a ello.

Un abrazo!

Marisilla

Ole, Ole y Ole!!!
Muy bien dicho, explicado y argumentado!.
Oleeeee!.
Un beso guapa:

Isabel

Leyendo tu carta, sentia tu voz en mi oreja gritando con todas tus fuerza. Te felecito.

anabel

marisilla, gracias de todo corazón.

ja,ja, Isabel, ¿pero grito tanto? Bueno, pues que nos oigan, ja,ja.

Besotes.

Maite

Anabel, dame un toque a tiempo por si no me entero de lo de Isis, que creo que no podemos pasar ni una sola sin firmar.
Si tenéis más direcciones donde podamos escribir te agradecería mucho que las fueses añadiendo, esta noche con más tiempo os publico la carta.
Haced todos lo mismo, por favor. O nos unimos... o nos unimos. No hay más.

lagalgalluenta

¡Bravo Anabel!
Asi se escribe y se habla.
Ese tipo de gente no la diversidad, por eso dicen esas barbaridades.Lo que pasa es que en un medio como la radio hacen un daño tremendo.
Me uno a las firmas y a pedir para apoyar.
Un besote.

Yoly

Bravísimo, genial la carta. Aunque estoy acá en Puerto Rico saben que cuentan conmigo, ¿cómo puedo ayudar?

Rogger

Querida Anabel, no pude menos que emocionarme por la forma en que has enfrentado el tema. En sí, la palabra inclusión es vital para quienes no la conocen y esparcen montículos de errores, quizá para tratar de ocultar su ignorancia.
Es indignante ver cómo hay gente que trata de destruir en lugar de construir, pero créeme, son los menos y ya la mayoría no les creen. Ha avanzado mucho el concepto de autismo, eso queda muy claro luego de leer tu carta.
Un fuerte abrazo.

La Sonrisa de Arturo

Me encanta!! me ha gustado mmcuho tu carta!!bbbesoos
Esther
!!a seguir para adelante!!

Zoe

Estupenda contestación... Contar con mi ayuda

Marian

Anabel, acabo de leer la entrada anterior y esta, y también respiro hondo por la rabia. Me uno a todo lo que hagáis y pasaré por el de Isis a firmar.
Un beso
Marian

anabel

¡Qué bien!, estoy deseando poder subir ya la carta colectiva para que firmemos todos.
Besotes y millones de gracias. muak.

maria gloria

Desde Paraguay te apoyo!!!!! por eso Dios nos eligio porque sabe que vamos a defender los derechos de nuestros hijos, nieta , Te felicito

fonsilleda

Cuando la subas, por supuesto que tendreis mi firma,
Mañana colgaré tu carta en mi blog.
Bicos y ¡ánimo!

Anónimo

Kaixo!
Pero qué barbaridad! no me extraña el enfado... la carta está muy bien, diplomática y correctísima... creo que te has tenido que contener mucho!
Contad con mi firma!
Muchos besos y ánimos para Anabel y para todos los padres que os pasáis por aquí.
Karol.

angela

Que buena inciativa esta carta...romper el silencio y quitar ese velo de ignorancia a las personas que piensan equivocadamente acerca del autismo debe ser una labor de todos nosotros como padres. incluso debemos protestar por el uso peyorativo del termino autista para referirse a políticos o a otras personas. desde Colombia tienes todo mi apoyo y si de alguna manera puedo contribuir con esta causa cuenta conmigo.

mamiago

me quito el sombrero. Que bien lo has explicado. Las mentiras y verdades es buenísima, buenísima. Qué percepción tan exacta y clara.

anabel

Carolina Molina me pide que suba su comentario:

"Cada día me asombro más de que haya personas que hablan sin saber, que opinan sin saber y que adoctrinan sin saber. Dime, como podemos callar a estos listorros, que sólo son genios en el arte de hacer daño".

Muchísimas gracias.

viviana

Anabel. TODO LO EXPLICASTE MUY CLARO,....ESTAMOS JUNTAS.
Mi cariño desde Peru.

Viviana (mamá de Danko).

anabel

Gracias, Viviana.
Muchos besotes para Danko y para ti.

dany

Saludos desde Melilla. Me llamo Daniel, soy maestro de educación especial y he llegado a tu blog a través del de Valeria.
Realmente surrealista lo de la entrevista que comentas. Le he mandado el enlace a todos mis amigos.
Está claro que hay que luchar contra los clichés y contra la ignorancia. Porque sino vamos a tener que seguir peleándonos en los coles para exigir lo que es un derecho de todos los alumnos: tener una escolarización normalizada. Tonterías como la de la Cope contribuyen a que los vagos y los tontos tengan en que apoyarse a la hora de discriminar a los alumnos que son diferentes.
Enhorabuena por tu trabajo, mucho ánimo. Y para lo que haga falta: danydobla@gmail.com

anabel

Muchísimas gracias, Dany.
Pues sí, flaco favor nos ha hecho la COPE. Pero también ha sido impresionante la suma de voces contra el programa.

Me alegro muchísimo por todos los niños que tienen la oportunidad de estar contigo. Hay muchísimo profesionales, como tú, que son estupendos.

Abrazos.

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba