Aceptación de órdenes sencillas 3

Erik con poco más de tres años construye un robot tras recibir una orden verbal.
Con la imitación hemos practicado que el niño copie modelos que hemos hecho previamente (ver imitación de modelos) con los Lego, el ministeck, los circuitos de trenes, etc. Y también que imite modelos que presentamos fotografiados (ver imitación de modelos fotografiados).
Una vez que el niño domina los ejercicios anteriores, podemos pasar a practicar la aceptación de órdenes verbales. Es decir, el niño debe construir tras recibir una orden:
- Construye una torre con cinco legos
- Construye un puente
- Construye una casa
- Construye un robot
- Haz una flor, una casa, un tren, etc. con los ministeck
- Construye un circuito con un puente, túnel, barrera, etc.
- Dibuja un tren,una casa, etc.
- Etcétera.
Poco a poco podemos ir complicando estas órdenes, e irlas generalizando también en otras actividades como: dale de comer a la muñeca, ponte las zapatillas, ayúdame a poner la lavadora, riega las macetas, quítate la chaqueta, etc. Como siempre, hay que ir practicando poco a poco, y repitiendo los ejercicios hasta que el niño los domine.
Con estos ejercios, el niño va adquiriendo cada vez más seguridad e independencia. Y con el tiempo, va demostrando cada vez más iniciativa, pues será él mismo quien diga qué quiere hacer.
Además, será capaz también de mantenerse entretenido él solito por más tiempo, y aumentando sus tiempos de juego sin tener que depender siempre de nosotros.

3 comments:

fonsilleda

Siempre te digo que estos ejercicios sirven para cualquier tipo de aprendizaje. En el caso de vuestros niños, supongo que muchísimo más utiles.
¡Qué guapísimo es Erik!
Bicos

anabel

Bicos también para ti, cielo.
ja,ja, Erik es preciosísimo, qué te va a decir su mamá, je,je.

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

    El sonido de la hierba al crecer

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba