Números y cantidades. Suma y sigue

Contador numérico hecho por Erik en febrero del año pasado (2009).


-->
Cuando en abril de 2009 un fotógrafo y una periodista del diario alemán Die Welt vinieron a casa para hacernos una entrevista (ver aquí), Erik les sorprendió con varias preguntas: ¿cuánto es un uno con quince ceros?, ¿por qué los números pares no tienen un en medio?, ¿cuánto es diez elevado a tres? Claro que Erik ya se sabía las respuestas, y era su forma de establecer complicidad con ellos después de haberles preguntado su nombre y su edad.
A Erik le apasionan los números desde bien pequeñito. Antes de los tres años ya los reconocía y empezaba a establecer la relación entre el número y la cantidad. Poco después sabía contar hasta cien, hasta doscientos hasta…. digamos que hoy en día los billones o los quintillones no son ningún misterio - y eso que el sistema alemán es diferente: tiene millón, “Milliarde” (mil millones), billón, “Billiarde” (mil billones). Ahora le encanta hacer sumas con series: 2 + 2 = 4; 4 + 4 = 8; 8 + 8 = 16, etc. y a veces es más rápido que mi calculadora, ja,ja.
Los números son su referencia temporal. Sabe que una hora tiene 60 minutos, y que un minuto es lo mismo que contar hasta 60. Cuando se acuesta, me pregunta: ¿cuánto hay que contar hasta que llegue el nuevo día? Uf, a ver…. diez horas en la cama x 60 minutos x contar hasta 60 son …. “¡Hay que contar hasta 36.000!”, me responde. Me bastó con calculárselo un día para que la cantidad le quedara fijada. Afortunadamente, en lugar de ponerse a contar hasta 36.000, me dice: “mejor me duermo y el nuevo día llegará antes”.
Ahora anda intrigadísimo porque los días en invierno son más cortos que en verano, y quiere establecer hasta cuánto hay que contar el tiempo en que está o no oscuro en invierno o en verano. Cualquier día de estos tendremos que sentarnos a escribir una tabla. Por ahora le convenzo diciendo que es más divertido jugar que estar todo el rato contando. Y lo acepta. Menos mal.
Si atravesamos un túnel con el coche, pregunta: ¿qué largura tiene? Si subimos a un quinto piso, ¿a qué altura estamos?, si vamos a un restaurante ¿a cuántos kilómetros está? Y el otro día, al volver a casa después de una excursión en el teleférico de Barcelona, me dijo: “mamá, ha sido genial. He estado a 420 metros y había doce mástiles de anclaje”.
De todas formas, los números no son algo obsesivo. Erik hace su pregunta una vez, espera la respuesta o me la da él y luego sigue con otros temas. En realidad los números le dan seguridad, y de paso yo voy refrescando mis matemáticas, ja,ja. También los números nos han hecho vivir momentos de gran ternura: “Mira, mamá, hay un Uno en el cielo”. Erik acababa de ver el vuelo migratorio de una bandada de gansos.
PROGRAMA DE RECONOCIMIENTO DE NÚMEROS Y CANTIDADES
Como material de trabajo utilizamos tarjetas muy grandes con un número en cada una de ellas (empezamos del 1 al 10). En nuestro caso nos servimos de las piezas que muestra la imagen (sólo los números, las letras también nos servirían para el programa de reconocimiento de letras):
Ejercicio 1: el 1, el 2 y el 3.
Colocas sobre la mesa tres tarjetas con los número 1, 2 y 3. Y das la orden: “Señala el 1”. Si el niño no lo hace, le ayudas guiando su mano con su mano. “Muy bien, es el 1”. Lo mismo con los demás números.
Puedes ir variando la orden: señala, coge, dame, trae, etc.
Ejercicio 2: Tarjetas con los números del 1 al 6.
Como el anterior.
Ejercicio 3: ¿Qué número es éste?
Colocas las tarjetas con los números del 1 al 6 (si es difícil, empieza con el 1,2 y 3). Coges una tarjeta, la presentas a la altura de los ojos y preguntas: ¿qué número es? – Es el 2 – fenomenal, es el 2. Muy bien.
Ejercicio 4: Coloca x piezas sobre el número x
Sobre la mesa están colocadas las tarjetas del 1 al 3 (luego subirás hasta el 6). Tienes también preparadas piezas de lego: 1 pieza azul, dos piezas amarillas, tres piezas rojas.
Das la orden: Coloca 1 pieza azul sobre la tarjeta con el 1. O Coloca dos piezas amarillas sobre el número 2, etc. Conforme el niño va dominando, ya no serán necesarias las referencias de colores y puedes tener un montón con piezas de Lego de un color. La orden será: Pon una pieza de Lego sobre el 1, pon dos piezas sobre el 2, etc.
Ejercicio 5: Mete xxx en la caja
Tienes preparada una caja, o un palito de los de insertar arandelas o… lo que se te ocurra.
Orden: Mete una pieza en la caja, mete dos piezas, etc. O inserta un aro en el palito, etc.
Conforme el niño va dominando, pues ir dando las órdenes sin que los números sean correlativos: Mete dos piezas, mete cuatro piezas, mete una pieza, etc.
Ejercicios 6: ¿Cuántos hay?
Puedes servirte, por ejemplo, de coches de colores: dos coches azules, cinco coches verdes, etc. O de diferentes objetos: cinco cucharas, tres coches, seis pinturas, etc (ojo, procura que no sean objetos que rueden, porque se le escapan al niño de las manitas).
Orden: ¿cuántas cucharas hay? Es conveniente tomar el dedo índice del niño y ayudarle a colocarlo sobre cada objeto mientras va contando. Colócalos en fila, y que cuente de izquierda a derecha, que es el orden habitual.
Ejercicio 7. Busca…
Te sientas en el suelo con el niño. Delante tenéis una caja muy grande llena de piezas de Lego de todos los colores.
Orden: Coge tres piezas verdes, coge una pieza azul, coge cinco piezas amarillas, etc. Luego puedes variar la orden: dame, trae, mete, busca, etc .
Ejercicio 8: Ordena.
Tienes que tener preparadas las tarjetas con los números y tarjetas con dibujos que representen una cantidad: un barco, dos soles, tres estrellas, cuatro pájaros, etc.
El niño tiene que hacer pares: el 1 con la tarjeta con 1 barco. El 2 con la tarjeta con dos soles, etc.
Ejercicio 9: Ordena
Como el ejercicio anterior, pero el niño tiene que hacer pares de tarjetas: dos soles con dos barcos, tres soles con tres barcos, etc.
Ejercicio 10: Ordena los números, vamos a contar:
El niño ordenará las tarjetas con los números: 1,2,3,4,5,6 de izquierda a derecha. Después contará ayudándose de su dedito índice mientras los señala.
Ejercicio 11: ¿Cuántos son?, coloca el número.
Tienes diferentes objetos que el niño debe contar. Por ejemplo: cinco coches. A continuación el niño coloca una tarjeta con el número cinco junto a los cinco coches que ha contado.
Ejercicio 12: con el dado.
Tienes preparado un dado (primero puede ser de los que tienen números en sus caras, después de los que utilizan puntos). Lanzas el dado y preguntas, ¿qué número ha salido? Incluso puedes tener preparado un juego, y al lanzar el dado el niño avanza las casillas que le hayan salido.
Ejercicio 13: Repetir todo lo anterior añadiendo los números hasta el 10.
 
 

 
 
 
Más ejercicios:
Jana publicó en su blog Aprendiendo a convivir con el autismo varias ejercicios más. Los podéis ver en esta link:
Recursos para trabajar los números:
y a través de ellos podéis descrubir más álbumes picasa con montones de fichas e imágenes.
En el blog Departamento de Orientación Andújar hay montones de fichas con sumas, por ejemplo:
Y encontraréis muchísimas más si escribís en buscar competencia matemática.
Amaya nos presenta en Garachico Enclave este juego:
En su blog hay cientos de recursos más.
En Barajas de Cálculo hay material que le encanta a Erik:
En Recursos Aula PT han preparado fichas para todos los niveles. Por ejemplo:
Y Rocío Méndez tiene un blog enterito con recursos para trabajar los números, las cantidades y las matemáticas:
Sé que hay montones de juegos de ordenador. En la columna lateral del blog hay varias páginas de juegos, allí encontraréis de todo.
¡Que os divirtáis!

6 comentarios:

Graciela

Minimimo II si habré luchado con las matemáticas y Lucy, mi madre querida!!!

Aquí -en la escuela que concurrieron- aprenden con fichitas de colores: amarillas, rojas y azules: unidad, decena y centena; no les enseñan las tablas, se manejan con calculadora y problemas de ingenio.

Las fichitas no alcanzaban, debía ingeniéarmelas para que entendiera, muchas veces me sacaba de quicio -no me da vegüenza decirlo-, fue en el momento en que debía resolver si el problema le planteaba + - x %.

Cuando pequeñas para entretenerlas durante un viaje, a contar molinos jajaja

Me ha encantado que Ojitos Azules utilice la imaginación, para ver números en el cielo.

Besos y abrazos!!!

Pata

¿Te he dicho ya que me encanta Erik? No deja de asombrarme

encarni

Hola Anabel, qué bueno Erik, muy buena tu entrada, ejercicios muy prácticos y buenos y sencillos. Un abrazo para los dos.

anabel

¿contar molinos?, ja,ja, Graciela, no nos des ideassssssssssssss Cielote, muchos besos estrella para ti y tus chicas.

anabel

Besotes, Encarni, y me alegro que te guste la entrada.

Publicar un comentario en la entrada

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

    TU PREMIO

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba