Enseñando a esperar

Hoy quiero darle las gracias a Anamara por la información tan valiosa que cuelga siempre en el Foro Isis, donde os recomiendo a todos entrar. Tanto Anamara como todas las personas que participan en el Foro han sido y son de una ayuda inigualable para mí. (Os mando un besote a todos con mucho cariño).

En esta ocasión subo un programa sobre cómo trabajar la espera. Es muy parecido a la forma en la que lo hicimos nosotros con Erik, y al final del artículo añado una idea que a nosotros nos funciona muy bien.

Ojalá que os sirva:


ENSEÑANDO A ESPERAR

Es común que a las personas con autismo les resulte difícil esperar. A continuación encontrarás dos sugerencias para enseñar esta habilidad. Toma en cuenta lo siguiente: Enséñale a esperar en momentos en que está tranquilo. Practica estos ejercicios de manera sistemática y utilizando la repetición. Es muy importante incluir la enseñanza de esta habilidad ya que seguramente va a necesitar aplicarla en diferentes contextos. De las dos sugerencias que te damos escoge la que creas que puede ser más exitosa con la persona a quien le vas a enseñar.

1. Utilizando un cronómetro. Necesitas: algo que le guste mucho (puede ser un juguete o un dulce) y un cronómetro digital con alarma. Si elegiste un juguete, deja que juegue con él por unos minutos y retíraselo. Al momento de quitárselo, mantenlo a su vista pero no dejes que lo tome y dile: “Espérate”. Si elegiste un dulce, ponlo en tu mano o sobre la mesa donde pueda verlo. Cuando quiera tomarlo, detén su mano de manera suave y firme. Dile: “Espérate”. Oprime el botón para que empiece a correr el tiempo. Este tiempo debe ser muy corto (entre 2 y 5 segundos). En el momento en que suene la alarma, de forma inmediata permite que tome el juguete o el dulce y felicítalo: ¡lo hiciste muy bien!

Recomendaciones:
Es muy importante que el objeto seleccionado realmente le interese. Al enseñar esta habilidad utiliza un lenguaje neutro y evita hablar demasiado. Usa siempre la misma palabra clave, en este caso: “Espérate”. Hazlo en un tono claro y neutro. En una misma sesión puedes repetir el ejercicio entre 7 y 10 veces; pero no más de diez. Es importante que siga su motivación por el objeto. Si ya no le interesa ya no continúes. Es normal que al no tener acceso al objeto deseado haya frustración y probablemente berrinche. No le digas nada como: “no llores”, “recuerda que tienes que esperar”. Solamente dile espérate e inicia el cronómetro. Al sonar la alarma dale el objeto o dulce. De esta manera se irá acostumbrando que sí lo obtiene e irá incrementando su tolerancia. Cuando termine al tiempo, tampoco hagas comentarios como: “ya ves que sí puedes”. Solamente dale el objeto y felicítalo. Al inicio el tiempo será muy corto. Una vez que haya aprendido a esperar por ese tiempo, puedes empezar a practicar agregando unos segundos más.

2. Uso de tarjeta. Necesitas: algo que le guste mucho (puede ser un juguete o un dulce) y una tarjeta que diga “Espera” Coloca sobre la mesa o en tus piernas el dulce o juguete que le gusta. Al momento en que lo quiera tomar, detén su mano y con tu otra mano levanta la tarjeta de tal forma que la vea, al mismo tiempo que dices: “Espera”. De manera casi inmediata, baja la tarjeta, dale lo que quiere y dile: “¡muy bien! ¡gracias por esperar!” Practícalo varias veces durante el día. Poco a poco puedes ir aumentando el tiempo.

Recomendaciones:
Recuerda que los niños pequeños no pueden esperar por mucho tiempo. No es necesario que sepa leer. Aprender el uso y significado de esta tarjeta puede ser un gran recurso para generalizarlo en otros momentos como: esperar su turno en clase, esperar a que le sirvan la comida, etc.

Fuente: Boletín mayo autismo teletón 2010

UNA IDEA MUY ÚTIL:

Nosotros tenemos dos tarjetas plastificadas. Una es de color rojo y la otra es de color verde. Esta referencia visual ha sido de gran ayuda para enseñarle a Erik cuándo no tiene que interrumpir. Por ejemplo, si estoy hablando por teléfono, pues tengo a mi lado la tarjeta roja. O cuando comemos y cenamos los tres juntos, usamos las tarjetas para establecer turnos de conversación.

MATERIAL PARA TRABAJAR LA ESPERA:

Emilia Valenzuela, del blog Orientación familiar integral, ha preparado materiales que nos pueden venir muy bien para trabajar la espera. Subo los enlaces con mi agradecimiento.

Material cómo poner límites
Material más ideas para trabajar límites

25 comentarios:

Georgina y mi bebe Nicolas.

Hola Anabel:

Esta entrada me encanto, nunca habia visto nada sobre este tema, y es algo que debemos trabajar con Nicolas, pues es causa de muchas rabietas y frustracion.

Me gusto tanto la entrada, me hacia mucha falta.

Puedo llevarmela? Por supuesto que con sus respectivos enlaces y autores.

Gracias Anabel.

anabel

claro que sí, cielo, llévatela donde quieras. También la he robado yo, y así no he tenido que traducir mi programa, jiji.

Besotes :) :)

Cristina

Hola Anabel!Lo de las tarjetas me lo comentaste una vez,hace tiempo y comenzamos a trabajarlo y nos fue genial...luego,cuando pasamos a la comunicación por gestos,le enseñamos el gesto y parece que lo entiende tambien.
Una entrada muy buena.Besotes!

Programa de Desarrollo Psicosocial

Muy buena información, esto es el pan nuestro de todos los días, ya que esperar y estar tranquilo es una habilidad social básica que llevará a la autoregulación. Cariños.Carmen

Emilia Valenzuela

Hola amiga, sabes esta misma metodología utilizaban en el jardín de mi hermano menor, ahí recuerdo le ponían una lucecita roja cuando nadie podía salir al baño, y una verde cuando si podían salir...la verdad no recordaba lo útil que puede ser usar colores para enseñar, no solo a esperar, sino muchas otras cosillas...
Yo por aquí visitandote en estos dñias en que he vuelto a la cama, la semana pasada nuevamente estuve malita, y esta vez me hospitalizaron(con sintomas de aborto otra vez) pero el baby no quiere na con la muerte eh??? si la que sufre estos percances soy yo, el quiere vivir y a pleno, que ahora lo siento moverse y moverse en la pancita, asi que VAMOS ADELANTE ya con cuatro meses y una semana...besotes querida mia...

Graciela

Qué interesante Minimimo, no se me había ocurrido el tema de la espera.

Dices eso que cuando estamos al teléfono, me hubiera caído fantástico tarjeta roja!

Besitos y abrazos :)

anabel

Tienes toda la razón, Carmen. Este tipo de ejercicios los trabajamos muy al principio, junto con una serie de pautas para captar la atención.

Besotes :)

anabel

Emilia, cielote, cuídate muchísimo. Y estamos deseando verle la carita a ese bebote hermoso.

Acabo de ver el material que has preparado para el tema de los semáforos de conducta, y con tu permiso subiré el enlace al blog.

Muchos, muchos BESOTES :)

anabel

Jajaja, parece que estamos de lo más futboleros con eso de la tarjeta roja. Los apoyos visuales y los códigos de color son muy importantes sobre todo al principio.

Voy a verte ahora mismitooooooooooo

:) :)

Juani

Anabel, es una entrada muy ineresante y útil. El tema de la espera es uno de los que mas nos pueden dificultar la vida diaria si no somos capaces de que adquieran esta habilidad. Como siempre ...oportuna y genial. Besos.

Graciela

Notaste que los niños cuando tomas el teléfono, empiezan a hacer montones de líos? no te puedes concentrar en lo que dicen...lo que dices, entonces la tarjeta roja sí como en el fútbol!

Alemania-Argentina, Argentina-Alemania, mañana nos vemos en la cancha. Tratemos de ser amiguitas que es solo un partido de fútbol :)

Emilia Valenzuela

Amiga, no hay problema que subas el material que he preparado, estamos para colaborar!!!

besotes te envia la pancita y yo...

:) :)

María mamá de Javi

Genial Anabel probaré lo de las tarjetas con Javi, porque aunque ya entiende el "espera", le cuesta muchísimo llevarlo a cabo.
Muchos besos

PD: y se de alguna que también le tendré que sacar tarjeta roja

Rosio

Mil gracias Anabel.
Es un tema que aún tengo que trabajar harto con Mika.
Cariños,
Rosio

Inma Cardona

Hola guapa, yo creo que para algunos niños con grandes dificultades hay que ir un poco más allá, porque la tarjeta sola no te dice "cuanto tengo que esperar" y eso creo que es muy importante. En muchas ocasiones sabemos que la espera va a suponer por ejemplo 10 minutos y sólo con la tarjeta, para algunos es poca información. Creo que hay que intentar visualizar el tiempo. Existen relojes de arena, grandes, de colores, que duran 30 segundos o 3 minutos o 7 minutos, etc. Son una gran ayuda porque traducen el tiempo a algo visual y esto les ayuda mucho a algunos niños. También se puede hacer con los típicos relojes de cocina, suelen tener hasta 60 minutos de duración, tu elijes el tiempo que hay que esperar y se puede poner un picto para ayudarles a entender, por ejemplo si esperamos para merendar, se puede poner medio picto de merienda en la parte que va girando y el otro medio en donde debe llegar, así el niño puede entender que cuando el picto esté completo, ha acabado el tiempo de espera. Gerardo Herrera también ha sacado un programa que traduce el tiempo a imagen para PC, PDA o móvil.
Los tiempos de espera son tan importantes..., cuando nuestros niños lo entienden, ganan tanto en calidad de vida... Cuando Miguel tiene que esperar, mi frase es "hay que esperar" ahora que la domina, tanto la frase como su significado, se relaja que no veas, con lo mal que lo pasaba de pequeño que todo era aquí y ahora. Seguimos avanzando, un beso

Froiliuba

Con paciencia y a ver si saco tiempo, me meteré en este ajo, ya que la impaciencia es algo que no se bien tratar

A esperar mi hijo va aprendiendo mas wque nada poruqe tiene ya 10 años pero esa espera me desespera poruqe lo que no se es como hacer que controle los impulsos y movimientos compulsivos de los nervios de la espera, da saltitos, menea las manos , hace gestos...

sabes de algun ejercicio para eso???

besote, que hace tanto que no paso a leeros...

anabel

Muchas gracias, Juani. Voy a revisar también los ejercicios que hicimos con Erik para añadir alguna idea más.

Besotes :)

anabel

CorazónGra, jaja, que yo voy con la selección española, jaja. Menudo lío tenemos montado en casa: mi marido, con Alemania. Y Erik con Alemania y con España.

Mucha suerte para todos, y que gane el mejor :) :)

anabel

Muak para tu pancita y para ti, Emilia. Acabo de subir los enlaces :) :)

anabel

María, Rosio...:) :)

a nosotros las tarjetas nos funcionaron muy bien. Pero antes trabajamos en terapia la "espera" con ejercicios muy similares a los de este artículo, y después generalizamos en el día a día.

Ojalá que os vaya fenomenal :) :)

anabel

Sí, Inma :), tienes toda la razón. POr eso, en los ejercicios que hicimos en terapia, además de la tarjeta usamos un reloj de arena (el despertador o el reloj que marca el tiempo de cocer huevos tuvimos que eliminarlos, porque el pitido le excitaba mucho a Erik).

Ya después es cuando pasamos a tarjeta roja o verde. Hoy en día ya casi no las usamos, pero las tengo siempre a mano porque a veces hacen falta.

Voy a ver si en un rato actualizo para explicarlo un poco mejor. Y mil gracias por tu aportación :) :)

Besotes.

anabel

Froiliuba :) :) te mando lo antes posible por mail algunas ideas.

A bote pronto te diría que le ofrezcas una alternativa que lo tenga entretenido y le oriente en ese tiempo muerto: un juguete, una actividad para hacer, recoger algo, etc. Quizás de esa forma calme la ansiedad de la espera.

besotes :) :)

chaitali

Very good post. I've found your site via Bing and I'm really happy about the information you provide in your posts.
India Classified Ads

India exporter

Indian exporters directory

Online Advertisement

Post Free Ads

Publicar un comentario en la entrada

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

    TU PREMIO

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba