Muchas veces no nos hacen falta juguetes para idear situaciones interactivas divertidísimas. Si digo que utilizaremos una cacerola y un cucharón, de inmediato nos viene una imagen a la cabeza: el niño golpeando la cacerola con el cucharón a modo de tambor.

Sin embargo, estos dos utensilios de cocina tienen muchas más posibilidades. Y de hecho con ellos hay un juego tradicional alemán que protagoniza innumerables fiestas infantiles: “Topfschlagen”, que traducido sería “golpear la cacerola”.

Material:
Cacerola, cucharón de palo, pañuelo para vendar los ojos, chucherías, letras, piezas encajables, pinturas de colores, etc.

Reglas del juego:

Se ata un pañuelo sobre los ojos del niño (como en la gallinita ciega) y se le da el cucharón de palo. Después se coloca bocabajo la cacerola en un lugar de la habitación, sin que el niño lo vea. Tradicionalmente se ponen bajo la cacerola chucherías –pero luego veremos otras posibilidades. A gatas, el niño comienza a golpear el suelo con el cucharón en busca de la cacerola. Los otros niños –o el adulto- lo guían con “caliente”, “frío” “templado”. El juego termina cuando el niño logra golpear la cacerola, la levanta y coge una de las chucherías. Después le toca a otro niño.

Variante 1:
Debajo de la cacerola hemos colocado letras con las que se puede formar una palabra; empezaremos con palabras sencillas: C-A-S-A, pero podemos complicarlo: E-L-E-F-A-N-T-E. Como apoyo podríamos tener preparado un pictograma con la palabra escrita.
Cada vez que un niño golpea la cacerola, tomará una letra. Al final, cuando todos los niños hayan participado y tomado las letras, formarán conjuntamente sobre una mesa la palabra.

Variante 2:
Lo mismo, pero con encajables o piezas de un puzzle sencillo, que los niños armarán juntos al final.

Variante 3:
Pinturas de colores, que los pequeños usarán después para hacer un dibujo común sobre una hoja muy grande de papel y con un tema predeterminado: por ejemplo: bosque.

Variante 4:
Lo que se os ocurra.

¡Que os divirtáis!

10 comments:

Graciela

Qué divertido Minimimo II! mira lo simple de los objetos y lo que podemos lograr!

Me pones chocolates para mi?

Abrazos enormes, buena semana y besitos con naríz congelada para Erik :)

Marina

Es muy bueno el juego, pero me imagino a mis vecinos de abajo chochos con el ruido de los chicos pegando al suelo, jajaja. Ya bastante ruidosos somos :)
Igual, ahora son muy chiquitos, pero sí me acuerdo de un juego similar, en el que buscábamos cosas, o le poníamos la cola al chancho...
Besos

Rosio

Que buen juego y demuestra que cuando uno quiere divertirse no requiere juguetes caros sino mucha imaginación para pasarla bien.
Cariños,
Rosio

maria gloria

Anabel muy buena la imaginacion me haces acordar de mi hijo Carlos el papa de jazmin que siempre jugaba con los cubiertos mientras yo estaba en la cocina me gusto la idea, besitos a Erik

fonsilleda

¡Qué cosas!. Verdaderamente nos demuestras que no son necesarios juguetes o grandes cosas para que los niños se diviertan y, lo que es mejor, además les sirva, aprendan...
Bicos.

Cristina

Muy divertido!!Genial para ponerlo en practica en el camping (en casa,mis vecinos me cuelgan,je,je)...pero allí,en la parcela,al aire libre,Santi y sus amiguitos se lo pasarian pipa...gracias por la idea!!Un besote!

anabel

me alegro mucho de que os guste, a Erik le encanta, tanto, que el sábado lo haremos de nuevo en su fiesta de cumple!!!!

:) :) :)

EUGENIA ROMERO

Pero qué divertido!! Si lo llego a saber antes lo hago en la fiesta de cumple de Daniel. Yo hice el de "el baile de las estatuas" les puse música divertida y les paraba la músiva y ellos tenían que quedarse quieeeeetos como estatuas, pero como es un poco aburrido, yo les pedía además que se quedaran quietos a la pata coja, o sentados en el suelo, tocando la nariz del amiguito, etc, se lo pasaron pipa, y los padres también, jeje. Ya nos contarás el cumple, espero que os lo paséis genial!!

anabel

a Erik le encanta también el juego que propones, aquí se llama Stopdance... me anoto lo de dejarlos en esas posiciones, sí, sí.
Besotes :)

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba