Enseñando a esperar

Hoy quiero darle las gracias a Anamara por la información tan valiosa que cuelga siempre en el Foro Isis, donde os recomiendo a todos entrar. Tanto Anamara como todas las personas que participan en el Foro han sido y son de una ayuda inigualable para mí. (Os mando un besote a todos con mucho cariño).

En esta ocasión subo un programa sobre cómo trabajar la espera. Es muy parecido a la forma en la que lo hicimos nosotros con Erik, y al final del artículo añado una idea que a nosotros nos funciona muy bien.

Ojalá que os sirva:

Estimulación olfativa 3

[+/-]

2 DISCRIMINAR OLORES

Después de haber trabajado la estimulación olfativa de forma genérica, daremos un paso más en el reconocimiento y discriminación de diferentes olores por medio de juegos sencillos y de ejercicios.

Ejercicio 1: lotería de olores -emparejar

Nosotros utilizamos –ver fotografía- los contenedores de carretes de fotos. Así, llenamos dos cajitas con orégano, dos con clavo, dos con tomillo, dos con café, dos con romero, dos con lavanda, dos con…. Cuantas más tengamos, mejor.
En un principio disponemos sobre la mesa seis cajitas en dos filas de a tres. El niño abre el recipiente, y lo huele. Así sucesivamente hasta que encuentra su pareja.
Poco a poco iremos subiendo el número de recipientes.

Ejercicio 2: lotería de olores – reconocer y emparejar

Como el ejercicio anterior, pero el niño dirá también qué ha olido: “es orégano”. “Muy bien, busca el otro orégano”. Si el niño no reconoce el nombre de un olor, le ayudaremos.

Ejercicio 3: lotería de olores – reconocer, emparejar y valorar

Como los ejercicios anteriores, pero daremos un paso más al preguntarle al niño si le gusta o no el olor –nosotros descubrimos que a Erik no le gustaba nada el olor a romero, por ejemplo. Así que nada de cocinar alimentos con romero.

Ejercicio 4: ¿qué hueles tú? - ¿qué huelo yo?

Trabajar los sentidos es un paso previo también para ir practicando la teoría de la mente. Con este sencillo ejercicio, iremos viendo que una persona huele una cosa, y otra persona huele otra cosa distinta. Es decir, que no siempre todos percibimos el mismo olor por nuestro sentidos.

Colocamos sobre la mesa siferentes objetos que huelen: especias, lociones, pasta de dientes, hierbas armática, calcetines sucios, agua de fregar, etc. En un principio, colocamos tres de esos objetos delante del niño, y tres delante del adulto. Poco a poco iremos subiendo el número.

- Le damos un objeto al niño para que lo huela. “(nombre del niño) - ¿qué hueles tú?” - “(yo) huelo la manzana” – “muy bien, tú hueles la manzana”.
- Cogemos un objeto y lo olemos. “(nombre del niño), ¿qué huelo yo”” – tú hueles la pasta de dientes – muy bien, yo huelo la pasta de dientes.

Ejercicio 5: ¿qué hueles tú? - ¿qué huelo yo? – me gusta, no me gusta.

Como el ejercicio anterior, pero valoraremos también el olor:
- (nombre del niño),¿ qué hueles tú? – yo huelo el desodorante – Muy bien, tú hueles el desodorante. ¿Te gusta cómo huele? – Sí o no.
- (nombre del niño), ¿qué huelo yo? – tú hueles el calcetín – Sí, yo huelo el calcetín (aquí provocaremos que el niño nos pregunte si nos gusta: “pregúntame si me gusta”) - ¿Te gusta cómo huele? – No, no me gusta cómo huele el calcetín; el calcetín está sucio.

(continuará)

[+/-]

Estimulación olfativa 2

[+/-]

1 EXPERIMENTAR OLORES:

Nuestra vida cotidiana está impregnada de olores. Muchas veces nos pasan desapercibidos, otras nos resultan inaguantables. Hay olores que tranquilizan y calman, otros excitan o ponen nervioso. Con los ejercicios que se proponen a continuación vamos a empezar a descubrir el mundo de los olores con nuestros hijos. Serán los primeros pasos para que aprenda a discrimar cuáles le gustan o no, a aceptar que el olor forma parte de nuestra vida y a controlar en un futuro el rechazo.

Ejercicio 1: presentar “objetos” cotidianos y darlos a oler. 

[+/-]

Estimulación olfativa 1

[+/-]

Érase una vez un niño a una nariz pegada. Así podría comenzar esta entrada dado el interés de Erik por los olores. Si vamos a un restaurante, lo primero que hace es aguzar la nariz y dirigir sus pasos hacia la cocina. Tiene que dar su visto bueno, jaja, y nada de olor a frituras. Si toma comida india, pregunta por las especias del plato, y él solito se las apaña para pedir el pan con comino. Le encanta recorrer el jardín, descubrir las plantas aromáticas, nombrarlas y comer un trocito. Y es muy especial con los olores corporales, vamos, que en casa todos muy limpios, jaja.

Recuerdo el gran placer de Erik cuando visitamos el Museo de las Especias este invierno en Hamburgo. Menudo atracón de olores y cómo metía sus manitas en las sacas para palpar y sentir las diferentes texturas mientras arrugaba la naricilla feliz.

Aunque los olores hoy en día siguen demasiado presentes, atrás han quedado los tiempos en que se acercaba todo a la nariz u olía a las personas. Haber trabajado la discriminación olfativa ha sido de gran ayuda para él. Oler sigue oliendo, pero no de esa forma tan descarada y sistemática. No sólo reconoce muy bien gran cantidad de olores, sino que también dice “qué le huele bien o mal” y sabe controlar mucho mejor su fascinación o rechazo.

En varias ocasiones he comentado en el blog la importancia de trabajar los sentidos con nuestros hijos. Muchos de ellos presentan un déficit de procesamiento y modulación sensorial, con reacciones o respuestas exageradas a los estímulos del ambiente. Son niños que tienden a irritarse por la sobre estimulación que reciben del medio.

Cada sentido (tacto, gusto, olfato, oído, vista) nos provee información sobre el medio ambiente que nos rodea. El cerebro integra todos estos sentidos para proveer percepción y significado a toda la información que nos rodea. La integración sensorial es la organización de toda la información que entra por nuestros sentidos y es lo que nos da un entendimiento de lo que nos rodea y es lo que nos permite formular la respuesta adecuada a los estímulos del ambiente que está a nuestro alrededor.

Es decir, el enfoque de integración sensorial enfatiza que a los niños hay que enseñarles estrategias para que puedan acoplarse de manera más adaptativa en el ambiente. Otro aspecto importante de la integración sensorial es la modificación del ambiente para reducir la estimulación en exceso.

El gusto y el olfato son sentidos menores a los que normalmente damos poca importancia. Pero cuando estos sentidos perciben más información de lo habitual, pueden hacer que la vida del niño sea más incómoda y que éste sea etiquetado de caprichoso o maniático a la hora de comer o en lo referente a los olores. Son niños que normalmente perciben los olores antes que cualquiera que los acompaña y los reconocen, al igual que los sabores, mostrando desagrado por muchos de ellos.

El sistema Olfativo: registra estímulos cercanos, participa en el desarrollo del vínculo del niño y su cuidador, protege de sustancias nocivas y atrae hacia sustancias potencialmente alimenticias.

- Hay niños hiporreactivos (buscan estimulación): ignoran malos olores, huelen los objetos, las personas, la comida…, pueden poner objetos inapropiados en la boca o identifican a las personas por su olor, etc.

- Hay niños hiperreactivos (evitan estimulación): evitan olores, evitan alimentos por su olor, son superselectivos con las comidas, vomitan con facilidad, encuentra sabores y olores comunes repulsivos, etc.

En las entradas siguientes nos vamos a centrar en una serie de ejercicios para trabajar la estimulación olfativa, que dividiremos en cuatro pasos:

- oler
- discriminar olores
- asociar olores a situaciones
- clasificar olores buenos y olores malos –aceptación y control del rechazo

[+/-]

Hipersensibilidad a sonidos 5 - vídeos de Eugenia Romero

[+/-]

Picto de Arasaac
Quiero agradecer a Eugenia Romero, de El Blog de los Maestros de Audición y Lenguaje, por los fabulosos vídeos que preparó para trabajar la discriminación auditiva. No solamente hemos trabajado estos vídeos con Erik -que le encantan-, sino también en el grupo de juego y son además material fundamental para muchas familias alemanas.

Subo ahora los enlaces al blog porque me parecen indispensables para seguir trabajando la hipersensibilidad a sonidos. Erik ha mejorado muchísimo en este sentido. Ya son muy poquitos los sonidos que le asustan, y lo mejor es que, en lugar de llorar como hace unos años o echar a correr desorientado, ahora nos lo dice: "papá, ven conmigo, que me da miedo el ruido de la cisterna" o "mamá, abre tú el frigorífico, que me da miedo el ruido de la puerta" o "aquí no entramos, que me da miedo la máquina de refrigeración".

Vídeo los sonidos de los transportes

Vídeo los sonidos de la casa

Vídeo los sonidos de la naturaleza

Vídeo los sonidos de los animales

Vídeo los sonidos del cuerpo humano

[+/-]

Cuento interactivo: en busca de la princesa PROTA

[+/-]

Ya hemos vuelto a la rutina después del regreso de Erik. Sus cinco días de viaje con sus compañeros de la guardería ha sido una experiencia inolvidable. No sólo Erik ha sido un niño más en el grupo, sino que ha regresado encantado y feliz. Ahora estamos disfrutando al máximo cómo nos está contando por iniciativa propia todo lo que ha hecho con pelos y señales. ¡Estamos orgullosísimos de él!

Son unos progresos importantísimos, pues este viaje sin sus papis muestra los avances en socialización, independencia, emociones, juego, lenguaje, conducta  o comunicación.

Pero seguimos trabajando. Hace un mes, dos de las niñas del grupo de juego me pidieron una historia para jugar con el castillo del Playmobil. Así que me puse manos a la obra para ir creando las aventuras del caballero Rufus y del fantasma HU. En esta ocasión os presento "En busca de la princesa PROTA", un cuento interactivo para trabajar la comprensión, las emociones, la fantasía, la interacción en grupo y el juego. A los pequeños les ha encantado, y a Erik como al que más. Espero que os guste a vosotros también.

[+/-]

El vestido con 18 flores - cumple

[+/-]

Más regalos especiales. Niklas, un campeón que acaba de cumplir 6 añazos, me ha emocionado hoy. Y mucho. Me ha dibujado mi tarta de cumpleaños -sí, cumplo hoy, jaja-, "de fresa", porque sabe que no me gusta el chocolate. ¿Cómo no voy a estar emocionada? Tantísimo cariño, y esta vez me llega desde Bremen.

El día ha empezado genial. Lo primero que me ha dicho Erik al despertarlo ha sido: "felicidades, mamá, hoy es tu cumpleaños", seguido de un BESOTE enorme y de las prisas. Y digo las prisas porque ha añadido: "venga, que hoy me voy de viaje, vamossssssss". Mi hombrecito ha salido esta mañana de viaje con sus compañeros de su grupo del Kindergarten. Estará fuera hasta el viernes. ¿Qué cómo estoy? Orgullosa, feliz y.... ay, lo voy a echar de menos.

Subo al blog el cuento que publiqué en el Especial Estamos con el Autismo 3. Y se lo dedicó a una persona que quiero y admiro muchísimo: a Ana Luengo, la supermami de Niklas y de Milena. ¡Por nuestros campeones y la princesa!, ¡por todos los momentos inolvidables que vamos a seguir compartiendo juntas!

[+/-]
 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba