El libro sobre Teoría de la Mente


Fichas para trabajar el sentido del gusto

[+/-]

Picto de Arasaac

Os dejo con unas fichas de Mabel Freixes de Brahim para trabajar el sentido del gusto. Más adelante veremos muchos más ejercicios. ¡Que os divirtáis!

SABORES-SENSACIONES_asociacion

[+/-]

¿A qué jugamos? - cacerola y cucharón

[+/-]

Muchas veces no nos hacen falta juguetes para idear situaciones interactivas divertidísimas. Si digo que utilizaremos una cacerola y un cucharón, de inmediato nos viene una imagen a la cabeza: el niño golpeando la cacerola con el cucharón a modo de tambor.

Sin embargo, estos dos utensilios de cocina tienen muchas más posibilidades. Y de hecho con ellos hay un juego tradicional alemán que protagoniza innumerables fiestas infantiles: “Topfschlagen”, que traducido sería “golpear la cacerola”.

Material:
Cacerola, cucharón de palo, pañuelo para vendar los ojos, chucherías, letras, piezas encajables, pinturas de colores, etc.

Reglas del juego:

Se ata un pañuelo sobre los ojos del niño (como en la gallinita ciega) y se le da el cucharón de palo. Después se coloca bocabajo la cacerola en un lugar de la habitación, sin que el niño lo vea. Tradicionalmente se ponen bajo la cacerola chucherías –pero luego veremos otras posibilidades. A gatas, el niño comienza a golpear el suelo con el cucharón en busca de la cacerola. Los otros niños –o el adulto- lo guían con “caliente”, “frío” “templado”. El juego termina cuando el niño logra golpear la cacerola, la levanta y coge una de las chucherías. Después le toca a otro niño.

Variante 1:
Debajo de la cacerola hemos colocado letras con las que se puede formar una palabra; empezaremos con palabras sencillas: C-A-S-A, pero podemos complicarlo: E-L-E-F-A-N-T-E. Como apoyo podríamos tener preparado un pictograma con la palabra escrita.
Cada vez que un niño golpea la cacerola, tomará una letra. Al final, cuando todos los niños hayan participado y tomado las letras, formarán conjuntamente sobre una mesa la palabra.

Variante 2:
Lo mismo, pero con encajables o piezas de un puzzle sencillo, que los niños armarán juntos al final.

Variante 3:
Pinturas de colores, que los pequeños usarán después para hacer un dibujo común sobre una hoja muy grande de papel y con un tema predeterminado: por ejemplo: bosque.

Variante 4:
Lo que se os ocurra.

¡Que os divirtáis!

[+/-]

¿A qué jugamos hoy? - con el dado

[+/-]


Inauguro nueva sección en el blog con el título ¿a qué jugamos hoy? En esta época de vacaciones disponemos de más tiempo libre para estar con nuestros hijos, y ellos necesitan también en ocasiones que les orientemos a la hora de jugar.

Voy a ir presentando actividades que hemos realizado en el grupo de juego y que han logrado gran interacción.

Hoy vamos a ver un juego muy divertido con un dado que se puede hacer tanto en casa como al aire libre.

Necesitamos:

- Un dado grande y numerado en cada cara. Podemos empezar con el clásico dado de seis caras. En nuestro caso, dado el interés de Erik por las figuras geométricas, enseguida pasamos a hacer poliedros de 8, 12 y 20 caras. Ya el hecho de realizar estos dados con nuestro hijo es un juego en sí. Dejo un enlace donde podemos descargarnos las plantillas para confeccionar los poliedros (nosotros los imprimimos, los pegamos en una cartulina, los recortamos y los pegamos con cello, en vez de pegamento):

Descarga cuerpos geométricos

- Un panel en el que se reflejan diferentes actividades numeradas y representadas por pictogramas de ARASAAC o por fotografías (y escribiremos el nombre en mayúsculas). Por ejemplo: 1. GATEAR (y picto que lo representa). 2. SALTAR (y picto), etc.

- Espacio para que los niños puedan hacer las actividades, incluso se puede marcar un pequeño circuito.

Cómo jugar:
Muy sencillo: : cada vez –por turnos establecidos previamente- tira el dado un niño. Según el número que salga, todos los niños realizarán esa actividad.

Objetivos:
- interacción
- aceptación de reglas
- comprensión
- imitación
- motricidad
- sensorial
- emociones

La lista de actividades que los peques pueden realizar es enorme, y además se pueden ir siempre variando para que el juego no resulte monótono. Subo con el scribd las imágenes que usamos nosotros.
¡Que os divirtáis!
42.1 Actividades Con El Dado

[+/-]

Enseñando a señalar

[+/-]

Poniendo al día los ficheros del ordenador, he encontrado un documento que me parece importantísimo: "enseñar a señalar". Creo que casi todos nosotros hemos experimentado que nuestros hijos nos tomen de la mano y nos conduzcan hacia el objeto que desean o incluso, viendo un libro con ilustraciones, que tomen nuestro dedo para señalar las imágenes. Es decir, utilizan nuestra mano como herramienta.

Así nos pasó con Erik mucho antes de comenzáramos la terapia de modificación de conducta. Seguimos los consejos de este artículo, y la verdad es que nos funcionó fenomenal.

FUENTE:"Enseñando a señalar" Juan Martos, Carmen Monsalve y Gema López (es el cap. 5 del libro "El niño pequeño con autismo" Angel Riviere y Juan Martos. Apna)- GRACIAS por haberme pasado esta información.

Ojalá que os sirva tanto como a nosotros.


ENSEÑANDO A SEÑALAR


La conducta de señalar es el primer gesto verdadero que tiene extraordinaria importancia en comunicación porque tiene características de ser intencional, intersubjetivo y simbólico.
La enseñanza de la conducta de señalar equivale a mejoras en la conducta, y calidad, comunicativa de los niños.

Mediante la conducta de señalar el niño puede:
1. atraer la atención de los demás sobre objetos o acontecimientos que previamente han interesado al niño.
2. comprender el significado de este gesto cuando lo hacen los demás y seguir con la mirada la dirección que marca el adulto.
3. utilizar conductas de contacto acular coordinadas con los gestos, en qué se combina la atención con la otra persona.
4. la acción gestual del niño está abierta a la intervención de otra persona, y mediante su mirada hace explícito, por un lado, a qué persona va dirigido el gesto y, por otro hacia qué objeto quiere que se oriente esa persona.
5. comprender que, para que sea efectivo, el adulto tienen que verlo.

Algunas razones para enseñar a señalar al niño pequeño con T.G.D.:

los niños con T.G.D., tienen dificultades con todos los códigos de comunicación, no sólo con el habla, sino también con los códigos no verbales, entre ellos la expresión facial y el contacto ocular.
Una de las razones más importantes para enseñar la conducta de señalar es que podemos conseguir que el niño se dé cuenta que la comunicación (hacer señales a otras personas) puede serle muy útil y proporcionarle satisfacciones de sus deseos.
La conducta de señalar proporciona al niño la señal más fácil que le posibilita para obtener resultados rápidos. Podemos ayudarle a dominar un gesto con esa característica. La manera más eficaz de conseguir estos resultados es atenderle significativamente cada vez que señala.
El dominio de un gesto tan versátil como la conducta de señalar, que puede ser usado en distintas situaciones, facilita que el niño indique lo que desea sin necesidad de recurrir a signos o palabras.
El niño puede usar efectivamente el gesto de señalar incluso cuando no sabe que los objetos tienen nombres. La enseñanza de signos o palabras exige ese conocimiento previo.
Al igual que ocurre durante el primer año de vida en el niño normal, los gestos, las expresiones faciales y la mirada deben constituir algunos de los procedimientos más importantes empleados por el niño pequeño con autismo para especificar sus intenciones.
Sólo usándolo se puede aprender a usar el gesto de señalar.
Los adultos van a atender y entender de forma más inmediata y efectiva las demandas del niño pequeño con autismo en cualquier situación.
La conducta de señalar prepara, y puede facilitar, al niño para el mundo de las palabras y para un vocabulario amplio y variado.
La conducta de señalar es un medio efectivo de conseguir, de manera relativamente temprana, que el niño pequeño con autismo aprenda a regular la conducta de los adultos que le rodean y, en la mediad de sus posibilidades, a mostrar conductas comunicativas más relevantes como las conductas de atención conjunta.

Secuencia de pasos en la enseñanza de la conducta de señalar

Ésta secuencia establece cinco momentos de enseñanza, (Elizabeth Newson, 1998):

Tocar señalando:

El objetivo esencial es que el niño se acostumbre y, por tanto, llegue a adquirir el hábito de conseguir lo que desea mediante el acto de tocar-señalar. Esto ayudará al niño a ser más consciente de su dedo índice.
Debe modelarse la conducta de señalar mediante el uso del índice. El modelamiento se debe hacer sin forzar y de forma rápida pero consiguiendo que
el niño toque la imagen o objeto en cuestión. Es más importante tocar que nombrar.

Señalando a distancia:

Es un gesto más abstracto y con un contenido más social en la medida en que puede ser usado para solicitar ayuda.
Para su enseñanza deben escogerse objetos atractivos y que el niño pueda ver fácilmente a poca distancia; pero que no pueda alcanzar.
Esperamos que intente alcanzar uno de los objetos. En ese momento, tomamos su mano y modelamos conducta de señalar (sin tocar el objeto). Se le acompaña de verbalizaciones como por ejemplo: “Jose señala”, e inmediatamente darle lo que ha señalado. Esto debe ocurrir rápidamente. El objetivo esencial, en este paso, es que el niño adquiera experiencia de que el adulto responderá espontáneamente a lo que desea conseguir.

Señalar para escoger:

Una ver que el niño se ha acostumbrado a señalar a distancia, podemos plantearnos la enseñanza de un tercer paso en el que enseñamos al niño la conducta de señalar para escoger de varias opciones o alternativas. Para ello hay que proporcionarle oportunidades de que haga elecciones. En la media en que a la conducta de señalar, le damos un sentido de competencia para negociar con los adultos, se mejora la comprensión de lo que es comunicación. El hecho de que el niño pueda conseguir negociar debe ser una de las máximas prioridades para establecer la calidad de este tipo de comunicación.

Señalar y hacer uso de la mirada:

Una ver que el niño ha adquirido la conducta de señalar, debemos colocar nuestra cara en línea con sus ojos para establecer contacto ocular. Debemos mostrarnos perseverantes porque señalar no es un gesto real a menos que se constituya en un mensaje para alguien, y mirar al adulto es lo que demuestra que este mensaje es para el adulto.
En este paso es importante recompensar, dándole lo que señala, tanto por señalar como por hacer uso de la mirada al mismo tiempo. Es conveniente, por tanto, esperar uno o dos segundo hasta conseguir la mirada.

Señalar y usar sonidos o palabras:

En este último paso es conveniente reducir el número de objetos para no confundirle con demasiadas palabras, especialmente si todavía no hay lenguaje.
Cuando le proporcionamos un objeto que previamente ha señalado estableciendo contacto ocular, debemos nombrar el objeto muy claramente. Tenemos que decidir previamente sobre qué conjunto de palabras se va a trabajar, en especial, si más de una persona está enseñando al niño, y por supuesto, si algunos de los objetos favoritos del niño no tienen nombre obvio. Es importante ser muy consistente en esta etapa.
Cómo hacer. debemos esperar uno o dos segundo para darle tiempo a responder. Aunque el adulto desee que el niño imite la palabra, puede que el niño no esté preparado para ello. Debemos sentirnos satisfechos, al principio, con un sonido o simplemente una imitación del movimiento de los labios. Gradualmente el sonido será cada vez más parecido a la palabra que estamos usando o incluso la palabra misma.

[+/-]
 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba