Cómo hacer una bolsa sensorial



Hacer una bolsa sensorial, que estimula el tacto, es sencillísimo, además de una buena idea para pasar un rato divertido.

Necesitas:
- bolsas de congelación con cierre hermético
- gel de pelo
- colorante alimentario
- cosas para meter dentro: nosotros usamos estrellas y tapones


Se rellena la bolsa con el gel


Se tiñe con el colorante alimentario


Se introducen los elementos deseados


Y ya la tenemos.


Y Muchas otras ideas más gracias a Cachito Carmen Fernández Cacho:












13 comments:

techi

Practico y sencillo y lo podemos hacer con la colaboración de los niños ,gracias por la información

onlides

Buenas tardes. Me gustaría incluir esta idea a una prueba que voy a realizar en un trabajo fin de master. Me gustaría saber si usted la encontró en algún libro o si la incluye en el suyo, para así citarla a usted en mi bibliografía. Muchísimas gracias y espero su respuesta. Si quiere puede ponerse en contacto conmigo a través de este correo: onlides2@gmail.com
Un saludo y felicidades por su blog.

anabel

Hola, la idea la vi en Internet, pero no sabría decirte dónde... luego la hicimos y lo he publicado en el blog.
Mil gracias por tu interés :)

MAR CERVANTES

excelente , gracias x compartirlo , tiene un consejo para los piecesitos mi niño no soporta mucho los zapatos. gracias

Alo Zuñiga

Me ha gustado mucho. Ultimamente he trabajado propiocepción y está bolsa será genial. Tambien favorece la conexión pensamiento-lenguaje. Ya les contaré como me va con la bolsa sensorial. Gracias Anabel

Vir M. M

Hola Anabel, soy una mamá nueva en esto. Me puedes por favor ayudar. Estoy ha un bñandiblu no toxico. Me dicen maicena, harina de trigo, cola y pintura.... Q clase de pintura??? Gracias. Y felices por el bloggg y gracias me tiene enganchaita

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba