Coloreamos mucha pasta

 

Pintar pasta de colores es muy sencillo de hacer, además de una buena forma de pasar un buen rato. Necesitas diferentes tipos de pasta, colorante alimentario y unas gotitas de alcohol.

 
Antes de echar el colorante, sentimos la pasta con las manitas.

 
Colorante rojo y gotitas de alcohol.

 
Colorante verde y gotitas de alcohol

 
Se remueve, oh, pasta con salsa de pesto.

 
Macarrones con tomate



 
Y ya los tenemos listos, se dejan secar un día al menos. Nosotros los vamos a usar para crear nuevas cajas sensoriales con animalitos... ¿una selva tal vez?
 
¡Que os divirtáis!

4 comments:

Anónimo

Muchísimas gracias Anabel por tu blog, nos está ayudando mucho. Tenemos una niña de la edad de Erik y un niño, a él le han diagnosticado TEA hace unos días, pero llevamos leyendo tu blog desde verano. Con mi hija solía hacer muchas manualidades pintando pasta, volcanes con masa de sal (bueno mitad harina mitad sal), pero ya no tenemos mucho tiempo con la dedicación que requiere el pequeño. Muchas gracias por todos los materiales, estamos empezando con la imitación, es muy difícil pero nos da muchos ánimos leerte, gracias y un abrazo.

anabel

pasito a paso, con objetivos pequeños, dedicación y sin dejar de creer en nuestros campeones. Con el autismo no termina el mundo, empieza un nuevo camino para el que hay que estar bien preparados :) :) La imitación es muy importante, la base de todo aprendizaje... espero que muy pronto veis ya cambios :)

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba