Mucho hablamos en este blog de la importancia de la experimentación y de la manipulación en el desarrollo de nuestros hijos. La sensomotricidad ocupa un lugar destacado en nuestro día a día. Bien con actividades sensoriales, bien con ejercicios motrices avanzamos y nos divertimos.

Hace ya mucho que descubrimos las cajas sensoriales: un mundo sensorial de experimentación cognitiva. A Erik le encantan, tenéis ya muchos ejemplos en el blog... Pues bien, hoy os voy a contar un poco más sobre los beneficios de utilizar estas cajas en pro del mejor desarrollo de nuestros hijos. Va por delante un beso enorme para María Luisa Cara por haberme preparado un texto básico sobre el que he añadido mi experiencia e ideas.

 ¿Qué es una caja sensorial?

Es  un simple contenedor relleno con diferentes materiales y texturas, sobre las que colocaremos elementos manipulables de acuerdo a una tematización. ¿Ideas para el relleno? Arroz pintado, pasta pintada, castañas, hierbas aromáticas, arena, harina, piedritas, agua.... Y los elementos manipulables dependerán de la situación que queramos crear. Una granja.... pues animalitos. Un paisaje prehistórico: dinosaurios. El desierto: pirámides y camellos.

IMPORTANTE:  El contenedor debe ser lo suficientemente grande para dejar a tu hijo explorar sin salirse de él. Muchas veces además lo utilizan dos niños a la vez, de forma que favorecemos la interacción.


¿Por qué hacer una caja sensorial?

Porque son una herramienta fantástica para que los niños aprendan experimentando  y  reconozcan sus sentidos. Además, tiene un efecto calmante, les ayuda a concentrarse y a mantenerse entretenidos. Si son dos niños a la vez: diversión interactiva además.

Mirad cuántas ventajas:

Adquirir habilidades prácticas mentras se explora y descubre (verter, llenar, vaciar, mover...)

Mejorar la motricidad y las manitas blandas

Propiciar habilidades de juego  {desarrollo emocional}

Comprender las sensaciones del cuepor: tocar, ver, oír, probar y oler...

Aprender jugando: cognición.

¿Como hacer una caja  sensorial?

Ten preparado un recipiente: caja de cartón, bandeja de plástico... Rellena. Decide un tema: coloca los elementos manipulativos. A por ello.

TRUCO: Si estás dentro de casa, coloca debajo un plástico o una sábana grandota. Será más sencillo recoger después (hazlo junto con el niño o los niños)

¿Cómo sacarle partido en el desarrollo de nuestros campeones?

Prepara diferentes materiales que nos pueden servir de relleno: pinta arroz o pasta o sal con el niño.... Ten preparadas en recipientes pequeños diferentes materiales de relleno colorido.

Rellena el recipiente con el niño

Elige el tema:  de acuerdo a temas de interés, habilidades que quieras desarrollar o los temas que esté estudiando en el cole. También podéis decidir el tema juntos.

Modelo y explica qué puede hacer en la caja sensorial.

Propicia la interacción con otro niño

Retírate cuando veas que lo esté disfrutando, tanto solito o con el otro niño


Ejemplos














de Mónica Molina















 





8 comments:

cachito

Magnífico trabajo chicas.Gracias por compartir toda la información.Un abrazo para las dos.

Eva G.

Muchas gracias! Yo se la he hecho a mi niño con dos recipientes para los trasvases, tiene 15 meses y es una locura. Empieza muy concentrado utilizando diferentes herramientas para los trasvases y terminan los garbanzos o lo que sea volando por los aires y repartidos por toda la casa. Supongo que poco a poco, pero me tiene con la espalda reventada de tanto recoger (él ayuda pero lo gordo del asunto me toca). Eso sí, se lo pasa fenomenal.

Anónimo

Hola, muy buenas ideas! Muchas gracias!

Paty Ibarra

Gracias! Mi hijo fue diagnosticado hace muy poco, con razón destruyó un trozo de plumavit y repartió las pelotitas por el piso!

raquel

me encantan, gracias por tantos ejemplos de donde sacar ideas

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

    El sonido de la hierba al crecer

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba