¿Por qué son importantes los hábitos de autonomía?

La correcta adquisición de hábitos de autonomía le permitirá al niño o niña enfrentarse poco a poco a las exigencias de su entorno, necesitará menos de la ayuda del adulto, podrá tomar sus propias decisiones y asumirá sus responsabilidades.

La adquisición de estos hábitos favorece su desarrollo y hace que se sientan más seguros.

A medida que el niño progresa en su autonomía, va forjándose una imagen positiva de sí mismo.

Atarse los cordones es un hábito de autonomía que hará que los niños se sientan más independientes, autónomos y hasta más  mayores.

Este hábito como muchos otros lo irá adquiriendo progresivamente gracias a las rutinas, es muy importante tener paciencia con el niño o niña y no agobiarlos aunque le ayudemos a través de diferentes indicaciones. Tenemos que tener en cuenta que cada niño/a sigue su proceso de adquisición de hábitos.


 Para enseñar a los niños a atar los cordones debemos tener en cuenta:

-      La mayoría de los niños adquieren esta destreza entre los 4 y 6 años, no todos los niños están listos para aprender a atarse los cordones a la misma edad.

-      Es importante que vuestro hijo/a  sepa distinguir  bien entre izquierda y derecha antes de enseñarle a atar los cordones. Podría aprender igual a atárselos si no supiera diferenciarlas, sin embargo, la tarea se facilitará muchísimo.

-      Una vez elegido un método de enseñanza todos los adultos que le queramos ayudar al niño debemos usar el mismo método en casa. De otra forma confundiremos al pequeño y conseguiremos que pierda el interés.

-      No pasar horas y horas practicando, no debemos agobiarle, el aprendizaje a su ritmo.

-      Inventa alguna canción, poema o rima para acordarse de los pasos necesarios y para que pueda realizarlos él sólo cuando intente atarse los cordones por su cuenta.

-      Cuando le mostréis como atar los cordones muchos expertos nos recomiendan sentarnos a su lado y no de frente para que pueda copiar vuestros movimientos en lugar de tener que hacerlos en espejo.

-      Si el niño es zurdo tenedlo en cuenta a la hora de enseñarle.

-      La persona adulta debe aprender bien los pasos para no confundir al niño durante el aprendizaje.

-      Elogiarlo siempre (tanto si consigue hacerlo con o sin ayuda)

-      Realizar una plantilla de zapato o zapatilla, decorarla, pegarla en cartón y recortarla o pegar la plantilla en la tapa de una caja de zapatos. Le haremos los huecos de los ojales para meter los cordones y practicaremos con ella. Al principio mejor usar dos colores de cordones porque les resultará más fácil y divertido.

-      Otra forma divertida de enseñarles a atar los cordones es atando otros objetos como: varios juguetes juntos, lazos de regalos, atar varios cuentos juntos, los lazos de la ropa de muñecas, los mandiles, etc.

Las orejas de conejo

Pasos para atar ,lãmina a lãmina copia from Anabel Cornago


Un modo muy práctico de enseñarle a atar los cordones a los niños es el método de “Las orejas de conejo”.

A continuación os explicamos los pasos a seguir con imágenes para que a vuestros niños les resulte fácil y divertido. Para ello, usamos cordones de colores para que le resulte  más fácil diferenciarlos hasta que se haga un “experto en atar cordones”:

1º. Formar el nudo: Agarrar los cordones con cada mano. Poner el cordón gris sobre el rojo, sin todavía cruzarlos, formando una cruz en el aire. Ahora coger el extremo del cordón gris y pasarlo sobre el rojo. Finalmente metemos el cordón gris por el agujero de conejo.

2º. Formar “las orejas de conejo”: Cogemos cada uno de los extremos del cordón gris y del rojo y apretamos el nudo. Agarramos cada uno de los cordones y formamos las orejas de conejo con cada mano, dejando que sobre la cola bastante.

3º. El lazo final: Colocar los dedos en la mitad de cada una de las orejas y poner la gris sobre la roja. Tomamos el extremo de la oreja roja, la pasamos sobre la gris y la insertamos en el agujero. Cogemos cada uno de los extremos de las orejas y apretamos.

CUENTO: Visto en Pinterest (estoy buscando la fuente original)


 

3 comments:

cachito

Un trabajo hecho en equipo para compartir con todos.Gracias Anabel por compartirlo y por darme la oportunidad de colaborar contigo.Espero que uséis este material tanto en los colegios como en casa.Un beso enorme.

Sandra Luz

Que buena entrada!! Es una material muy útil y valioso para enseñar una habilidad que cuesta tanto a los pequeños.
Muchas gracias!!
Cariños

vianney ortiz

Muchicimas gracias para mi hijo es un reto, cada que lo hacemos pierdo su atencion y se le va un paso y se molesta , hemos aprendido juntos hablar, brincar etc...pero atar cordones implica mas atencion y motricidad y ya tiene 7 anos esperamos lograrlo este año. ...amé lo del conejo...

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

    El sonido de la hierba al crecer

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba