La autorregulación en el autismo

.



Uno de los procesos más importantes en el desarrollo del niño es la autorregulación. Saber controlar su energía, las emociones o el comportamiento forma parte de la autorregulación en los niños. Hay una capacidad de modular y modificar respuestas -emocionales y cognitivas- por demandas específicas. Es por tanto una habilidad aprendida -es decir, se puede enseñar- que se va a desarrollando a través de los años.

Sabemos que el autismo lleva implícito, en mayor o menor medida, unas particulares habilidades sociocomunicativas, alteraciones del procesamiento sensorial, déficit en las funciones ejecutivas y escasas estrategias de autorregulación. Si a ello le unimos un entorno físico sobrecargado de estímulos, los cambios constantes que se producen (impredecible) y las exigencias sociales, queda claro lo complicado que es para una persona con autismo desenvolverse en el mundo social sintiéndose bien.

Seremos proactivos: Con un entorno amable con el autismo:


Ver Las conductas disruptivas siempre tienen una razón

Para cualquier niño menor de tres años con un desarrollo típico, las rabietas son la forma de expresar frustración inmediata, y ocurren ante la falta de un desarrollo de lenguaje adecuado para transmitir sus sentimientos. Sin embargo, muchos niños con TEA no pueden comunicarse de manera apropiada como los niños con un desarrollo neurotípico hacen. Por el contrario, desarrollan formas inapropiadas de comunicación. Fuente: Desarrollo infantil y competencias en la primera infancia. Ministerio de Educación de Colombia.
Ver Las fobias en el autismo.


De la regulación a la autorregulación: Al inicio del desarrollo, la regulación es primordialmente fisiológica, para luego relacionarse con procesos emocionales y conductuales.  Estos procesos permitirán al niño posponer el acto deseado, y consecuentemente podrá alcanzar metas individuales y adaptarse socialmente. Mientras que la regulación agrupa procesos reactivos menos voluntarios, la autorregulación, se genera internamente de forma voluntaria, aunque no necesariamente consciente. Hay por lo tanto un control de procesos emocionales y cognitivos.

Sobre los dos años los niños empiezan a comprender que los otros tienen “intenciones” y que actúan en relación con ellas. La aprobación y desaprobación que los adultos hacen de los comportamientos de los niños desde edad temprana, son la fuente para la construcción de sus valores: “no le quites el juguete” o “no se pega”, por ejemplo. Sobre los sentimientos que experimentan y los efectos de sus conductas, los niños construyen sus propias normas y van configurando sus valores. Acercándonos a los tres años, habrá que empezar con programas de intervención en Emociones (comprensión emocional sobre todo, comenzando por la relación que las situaciones tienen con las emociones), comprender los modos de comportamiento (contextos y situaciones adecuadas), iniciar las habilidadessociales y familiarizarse con técnicasde regulación.

Podemos distinguir tres tipos de regulación: sensorial, emocional y cognitiva. 

-La regulación sensorial: permite mantener un nivel adecuado de alerta y responder de manera apropiada ante los estímulos sensoriales del ambiente. 

-La regulación emocional: permite  iniciar, inhibir o modular su comportamiento en diferentes contextos sociales de acuerdo a las normas que los rigen. Es la habilidad del niño para notar y responder a entradas sensoriales, externas e internas; y luego ajustar sus emociones y comportamiento a las demandas de su entorno.  Incluye reacciones involuntarias del cuerpo (frecuencia cardíaca o respiratoria) y voluntarias (balancearse, aleteos, frotarse las manos, respirar hondo...)

-La regulación cognitiva: Permite el uso de  procesos cognitivos o mentales necesarios en la resolución de problemas y habilidades relacionadas con la atención, transición y persistencia en las tareas. Aquí las funciones las funciones ejecutivas juegan un papel fundamental. Hay ya un control, un uso voluntario además de la habilidad de inhibir una respuesta dominante, o activar una respuesta subdominante, para planear y detectar errores (Rothbart y Bates, 2006).
Podemos resumir que la autorregulación emocional es la capacidad que tenemos para controlar nuestros estados, impulsos y recursos internos.



Estrategias neurofisiológicas y sensoriomotrices
  • Caminar – presionar bien los pies sobre el suelo. Se puede combinar con una cuenta atrás del 10 al 0.
  • Beber agua
  • Abrir mucho lo ojos
  • Tocar y percibir diferentes texturas que no estén rodeando
  • Concentrarse en diferentes sonidos
  • Mirar alrededor y descubrir 7 colores distintos (y nombrarlos) – también pueden ser diferentes objetos
  • Técnica de respiración para  desacelerar sus pensamientos.  Truco: caja de respiración

  • Soplar:  circuitos de soplos, bolsas de soplos, etc. Aquí y Aquí
  • Masaje suave pero firme, abrazos de oso, sentir los límites del cuerpo o abrazos de oso proporcionan al niño una entrada táctil y propioceptiva reconfortante. 




Crear un rincón tranquilo en casa y tener un kit calmante




Rueda de instrucciones de Pictorina, cuyo blog os invito a visitar, pues es una maravilla


Estrategias cognitivas

Hacia los tres o cuatro es complicado para los niños aprender a negociar entre sus deseos -inmediatos y absolutos- y las restricciones a ese deseo por parte del adulto o de las normas sociales. Encontrar ese equilibrio entre los deseos y las normas está en la base del proceso de socialización. Es posible que entretanto las rabietas, los berrinches, y las peleas con otros niños se den más frecuentemente que en otros momentos. Por ello es tan importante hacerles comprender la situación del otro, y la necesidad de controlarse y manejar sus emociones. Importante por ello trabajar en paralelo las habilidades sociales, los límites, lo  correcto, lo no permitido, así como elementos de regulación emocional.  Fuente: Desarrollo infantil y competencias en la primera infancia. Ministerio de Educación de Colombia.

  • Distinguir entre situaciones adecuadas / inadecuadas en diferentes contextos
  • Programas de habilidades sociales: Las habilidadessociales son un conjunto de conductas que nos ayudan a relacionarnos de forma adecuada con nuestro entorno y con otras personas. Un niño sin autismo va aprendiendo de forma natural a comportarse adecuadamente en diferentes contextos, al automatizar una serie de rglas latentes en su entorno sociocultural. Sabemos que, sin enmbargo, el área de la socialización está afectada en el autismo, así que tendremos que propiciar su aprendizaje de forma explícita. Implican cuatro áreas: Habilidades sociales básicas (saludos, favores y cortesía), Habilidades conversacionales, Habilidades de juego, Habilidades emocionales.


TRUCO: Enséñale a hablar consigo mismo haciendo que diga en voz baja algo así como: "Puedo estar tranquilo" o "Puedo hacer esto".




Autismo: Mi hijo me ha enseñado a ser valiente

[+/-]


A ser valiente me lo ha enseñado mi hijo.  A valorar lo que es importante también. Son 14 años aprendiendo y avanzando a diario. Me enfrento sin embargo hoy a celebrar el cimo Aniversario del blog entre el temblor de la emoción y del ansia de saber reflejar que sin Erik y sin vosotros este blog no sería nada. Juntos hemos ido descubriendo a lo largo de estos años lo maravilloso de otras formas de pensar y de concebir la vida. Y es que la diversidad nos enriquece a los seres humanos. Todos diferentes, todos igual de valiosos.

Creo que hoy solo voy a poder mostrar un pequeño recorrido emocional...



Ha sido Erik el  niño que ha inspirado este blog. Un niño precioso, una mente autista, todo el potencial del mundo y unos padres dispuestos desde el cariño y el respeto. Recuerdo sus ojos enormes de bebé, esas Miradas que hablan en elautismo: la inocencia, la ternura, la indefensión. Lo equivocada que estaba pensando un niño ausente, cuando solo me estaba pidiendo encuéntrame, vamos a descubrir el mundo juntos. También recuerdo el miedo, esa sensación de imaginar cómo sería el futuro de mi niño precioso cuando no estuviéramos. O el deseo enorme de escuchar su vocecita.



Fue un 8 de enero de 2009 cuadno me lancé a la aventura del blog. Publiqué un cuento con el mismo título: El sonido de la hierba al crecer. Una narración que había escrito estando en la lista de espera para la valoración y el diagnóstico de autismo. Recupero estas palabras que en el relato ponía en boca del niño (mi hijo) que de pronto podía hablar y podía preguntarse sobre su condición:

“¿Qué significaba autista, por ejemplo? “Mah-mah” nunca me llamaba así. ¿Qué había de raro en comprender el lenguaje vibrante de un giro o en interpretar la música de la luz al encenderse?−No te preocupes, cariño. Todo está bien. Son los otros, ¿sabes, Nils?, los que van muy rápido para poder comprender el mundo –me cantaba “Mah-mah”.Entonces la miraba un buen rato. La niebla que tiempo atrás cubrió sus ojos se había evaporado. Y nos tumbábamos sobre la hierba, bien juntos, para escuchar el sonido alargado que hace al crecer.



Quizás sea el momento ahora también de darle sentido a esa hierba, al sonido que hace al crecer. Porque ¿quién puede olvidar un abrazo, el primero, o esa primera complicidad antes de cualquier palabra? Rodábamos en el jardín como parte de un juego para compensar su hipersensibilidad tactil como uno más de sus desórdenes sensoriales. Y de pronto nuestros cuerpos se juntaron, la orejita de Erik pegada a la hierba. Y ese momento único, irrepetible, cuando el mundo se detuvo en el primer abrazo pensé que mi hijo estaba escuchando ese murmullo, esa fuerza invisible en forma de sonido que la hierba tiene cuando avanza, imparable pero imperceptible para quien adolece de sensibilidad.



Sí se puede, hablemos de potencial
Qué importante fue en nuestras vidas el diagnóstico, el saber por fin qué ocurría. Ya, ese decidir que íbamos todos juntos a emprender un nuevo camino: informarnos, formarnos, implicarnos... ganando sonrisas. Sabiendo desde el respeto cómo dotar de herramientas. Y compartir: experiencias, miedos, conocimientos, ilusión... Fuertes y asustados como las prímulas se asoman entre hielos.

Autismo, una palabra que oímos a diario, pero tan difícil de explicar. Millones de historias, miles de preguntas... e intenté explicarlo en La chaqueta roja:

La chaqueta preferida de Erik da vueltas en la lavadora. Erik la mira inmovilizado con expresión de terror. Es su chaqueta, la roja, no está colgada en el perchero de la entrada de casa, tampoco la lleva puesta... ¿qué ha pasado? ¿quién ha cogido la chaqueta y la ha metido ahí? Erik empieza a temblar, grita, se golpea... No habla aún, no llama a su mamá, no pide ayuda, le resulta imposible comprender esa situación cotidiana. Es autista. Para Erik, el mundo tiene otras reglas y su cerebro interpreta de forma diferente la información que le llega a través de los sentidos.Mamá acude de inmediato, lo coge, lo abraza, intenta calmarlo. Él dobla el cuerpo, mientras patalea y sigue gritando. Hay que abrir la lavadora de inmediato, sacar la chaqueta roja y colgarla de nuevo, mojada, en el perchero de la entrada de casa. Todo vuelve a estar en orden –menos el charco alrededor de la lavadora, claro-. Y hemos aprendido. La próxima vez, es Erik quien coge la chaqueta (“esta sucia”, le aclara mamá) para meterla él mismo. Conecta el aparato y sonríe mientras la chaqueta da vueltas y más vueltas dentro. Ha entendido que lo objetos pueden cambiar de sitio. Un logro, un paso más.

Hasta que, años después, Erik me daba una respuesta, reflejada en El vestido de 18 flores:

- No importa, mamá. Tú no lo sabes todo.En un instante maravilloso mi hijo acaba de darme la respuesta más acertada. Nadie lo sabe todo, ni tengo que enredarme en esa maraña de porqués que tanto me confundía hace tan sólo un par de años. ¿Por qué ha entrado el autismo en nuestra vida?, ¿por qué mi hijo?, ¿por qué?... Me relajo con la misma laxitud con la que él admira, descubre y clasifica a los distintos extintores –ya hemos descubierto 21 tipos distintos. Tranquilidad y dicha ante todo. Nada de miedos, y mucho menos que el autismo nos fastidie la vida. Cada uno somos distintos, cada instante de la vida es diferente, todo fluye, cambia, es efímero… que no nos asuste la diversidad, ni la inmensidad ni lo incomprensible, porque las respuestas son siempre sencillas.



Vivimos el autismo con naturalidad. Somos una familia más, con nuestros buenos y malos momentos. Además estamos orgullosísimos de nuestro hijo Erik, un luchador que se esfuerza a diario. Un niño maravilloso con el que estoy redescubriendo el mundo.
Me encanta hablar con Erik, que me cuente cómo ve él las cosas. Eso me hace ver lo importantes que somos todos y cada una de las personas. Y que el mundo no tiene solo una perspectiva.



"Mi forma diferente de pensar y de percibir me hace ofrecer soluciones distintas a lo que podría ser un problema para otros" 
Gracias, es lo único que puede decirle aquí a mí hijo, por hacernos ver una vez más lo valiosa que es la diversidad. ¡Y qué maravilloso es oírle decir que quiere contribuir a un mundo mejor!

Hace tiempo también que tengo claro que autismo implica hipersensibilidad, no indiferencia.



“Cuando me pongo muy contento, tengo que cerrar los ojos y tirarme al suelo. La alegría es  una luz que me ciega y no puedo ver a esa persona -o lo que le produce esa alegría-. Tengo que aprender a controlarlo”. Ver la alegría es una luz cegadora.




Y esas asociaciones cognitivas: Debemos tener muy presente el tema de las RELACIONES MENTALES cuando convivimos con personas con autismo. Cito dos ejemplos con Erik de hace unos cuatro años:

Anoche, a las 21:28, tuvimos un momento muy complicado. Miró el reloj, vio la hora, dijo que era una hora mala. Y al momento dijo que no, que era una hora bonita. Confusión. Desorden. Ansiedad. Y venga preguntarme con los ojos llorosos por qué había dicho que la hora 21.28 era mala. Intentando calmarle, respuestas del tipo: a veces nos liamos, quizás te has confundido, todos decimos una cosa, y luego es otra... Empeorando. Tras calmarlo ofreciendo alternativas que distrajeran el tema y ofrciendo hablar de ello con calma después, Erik nos dio la respuesta: Un 3 de septiembre de 2012, a las 21:28, le había pasado algo feo. Por eso, justo al ver la hora, pensó en ese momento del 3 de septiembre. Y de inmediato se dio cuenta que las 21:28 h del 31 de julio de 2014 eran bonitas. CONCLUSIÓN. Erik esperaba como respuesta que yo le dijera que primero había pensando en esa hora de otro día, y por eso había dicho que era mala. Es decir, responder “has relacionado con otro momento”. Y ahora llega el ejemplo de hoy. Esta tarde hemos tenido que dormir a Júpiter. No quedada otra alternativa. Cuando se lo hemos contado, Erik se ha puesto muy triste, ha dibujado un corazón para Júpiter, ha dado una patadita al suelo y nosha dicho: “hoy no hablamos de ello”. Es que esta tarde ha venido Heidi con sus regalos de cumpleaños, y de ninguna manera quería asociar Erik la muerte de Júpiter (feomalo), con Heidi y sus regalos: el cielo en el año 2015, libro que lleva esperando desde hace mes y medio.

Y que maravilloso es escuchar mi nombre, ¿lo habéis leído en el blog? Decir mi nombre fue su regalo de cumpleaños este año. Imaginad, tantos años esperando ese momento...

El autismo creoque ha sacado lo mejor de mí. He vuelto a ser niña jugando con mi hijo. Me ha enseñado a ser paciente, a disfrutar de las cosas pequeñas de la vida, a vivir cada instante como único. También me ha generado la ilusión de compartir nuestra experiencia, de ayudar a otras personas, de tener el objetivo de que ninguna persona con autismo se quede sin la estimulación que necesita.Y concienciar, sí, ofreciendo la realidad el autismo. Sin mitos. Mostrando que nuestros hijos sienten, se comunican y tienen un potencial sin límites, además de una hipersensibilidad apabullante.



Perdonad que no siga ahora, tenía un montón de cosas más preparadas para escribir. La emoción me lo impide, tanto que recordar....

Un niño que expone sus dibujos, mostrando que ve lo que otros no pueden ver.

Campañas de concienciación por un autismo sin mitos ni usos peyorativos.

La lucha por una sociedad inclusiva donde todos somos igual de valiosos


Premios, Jornadas, Talleres, Viajes...




Y vosotros, sí, todos quienes nos estáis acompañando desde hace diez años. Sin vosotros el blog no sería posible.



Me estáis mandando mensajes, fotos, recuerdos, palabras... con todo ello voy a preparar un vídeo conmemorativo. Prontito lo compartiré en el blog.





Adelante siempre.








[+/-]

Online: Habilidades emocionales, comunicativas y mentalistas

[+/-]


Queridos amigos:

Nos están llegando muchos mensajes con la consulta de cuándo abrimos una nueva edición de los cursos de Cognición social, así que acabamos de abrir las matrículas de las dos partes de este gran curso que os propone habilidades emocionales, habilidades comunicativas y habilidades mentalistas para desenvolverse con sensibilidad en el complicado mundo social.
¡Un regalo de Reyes con precio especial!, estamos muy contentas de poder brindaros de nuevo la oportunidad. No es quedéis sin plaza, o aprovechad para hacer un regalito inolvidable.

Cognición social (más allá de la teoría de la mente) Parte 1. Matrícula AQUÍ.
Cognición social (más allá de la teoría de la mente) Parte 2. Matrícula AQUÍ.


Objetivos de las dos partes del curso:

Con este curso pretendo mostrar paso a paso cómo adquirir las herramientas necesarias para desenvolverse en el mundo social:
-Ser conscientes de la intencionalidad de nuestras acciones
-Familiarizarse con las representaciones mentales propias y de los otros
-Comprender y expresar las emociones
-Desarrollar habilidades comunicativas intencionales
-Dominar estrategias y herramientas para la regulación
-Inferir de los gestos y de los contextos
-Ser flexibles en las conductas (adaptación a las situaciones sociales) trabajando el control consciente del pensamiento, y de las acciones – funciones ejecutivas cono aliadas
-Distinguir las diferencias entre apariencia y realidad, además de avanzar en la fantasía y en la creatividad
-Entender los diferentes estados mentales y desarrollar la habilidad automática para atribuir deseos, intenciones, emociones, estados de conocimiento o pensamientos a otras personas y darse cuenta de que son distintas a las propias
-Interpretar lo que dicen (verbal o no verbal) otras personas, encontrar sentido a su comportamiento y predecir lo que harán a continuación
-Descubrir que la intencionalidad se puede usar para manipular los estados mentales de las otras personas
-Desarrollar sensibilidad social: comportamiento y lenguaje

Simbolismo y Cognición social
Herramientas prácticas paso a paso para desenvolverse en el mundo social

De nuevo un curso práctico, completísimo y explicado de forma sencilla para todos. Vamos a abordar todos los aspectos implícitos en la teoria de la mente: interacción, intencionalidad, consciencia personal, juego simbólico, funciones ejecutivas, emociones, habilidades sociales, interpretación, inferencias, habilidades comunicativas intencionales, cognición, coherencia central, imaginación, flexibilidad, sensibilidad social, mentalismo, ficción, engaños, pragmática, conversación...
Contenidos detallados, más de cien vídeos tanto de intervención como explicativos (los he subtitulado y otros ya van en español), cientos de materiales preparados descargables, pictogramas chulísimos, deberes tutorizados (no obligatorios), materiales extras, enlaces, registros, mediciones, hits del desarrollo..... Uf, tan impresionante que lo hemos dividido en dos cursos: Simbolismo y Cognición social. Parte 1 (módulos 1 y 2, un mes) y Simbolismo y Cognición Social. Parte 2 (módulos 3 y 4, un mes).
Podéis leer incluso en abierto doce hojitas de introducción para que tengáis claro qué es lo que os espera:

CURSO SIMBOLISMO Y COGNICIÓN SOCIAL. Parte 1. Módulos 1 y 2



Costo: 70 euros
Fechas del curso: Del 29 de enero al 3 de marzo.
Puedes matricularte pinchando en esta LINK.
DURACIÓN: Del 28 de enero al 3 de marzo. Dos módulos con dos semanas de duración cada uno para que así tengáis tiempo de leer, visionar y organizaros.
Aquí los contenidos:


Primera parte:
MÓDULO 1. HABILIDADES SOCIOCOGNITIVAS Y COMUNICATIVAS TEMPRANAS
1. Interacción: atención compartida y comprensión de la intencionalidad
2. Comunicación intencional no verbal
3. La consciencia personal – descubriendo el tú
4. Nos familiarizamos con la imitación: cómo y qué
5. Estrategias en el juego funcional
6. Primeros juego simbólicos
7. Reconocer las expresiones faciales
8. La emoción en el contexto social
9. Funciones ejecutivas: memoria, inhibición, planificación y flexibilidad (detalladísimo)
10. La causalidad y la funcionalidad
11. Habilidades comunicativas básicas
12. Uso de verbos mentales en el habla
13. Frases completivas con decir y con pensar
14. Detectives sociales: inferencias y otros juegos


MÓDULO 2. COMPRENDIENDO EL MUNDO SOCIAL
1. Primeras situaciones sociales
2. Adecuamos lenguaje a situaciones sociales
3. Perspectivas visuales
4. Comprensión de los deseos y su relación emocional
5. Interpretación de los gestos en el contexto social
6. Ver conduce a saber
7. Adivinar intenciones
8. Una situación y diferentes emociones
9. Me intereso por los demás
10. Creencias verdaderas
11. Apariencia y realidad: objetos engañosos
CURSO SIMBOLISMO Y COGNICIÓN SOCIAL. Parte 2. Módulos 3 y 4




Costo: 70 euros
Fechas del curso: Del 29 de enero al 3 de marzo.
Puedes matricularte pinchando en esta LINK.



Bildunterschrift hinzufügen
Por fin podemos ofreceros la segunda parte del curso Simbolismo y Cognición social, módulos 3 y 4, tras meses de mucho trabajo. ¡Ha quedado completísimo!, y además con el módulo 4 he ido avanzando con mi hijo en nuevas facetas de sensibilidad social y normas socioconvencionales. ¡Lo estamos disfrutando por partida doble!


Imaginad la que os espera...

Podríamos resumir que el proceso de entender la mente incluye:
- emociones (estoy contento o triste por algo)
- deseos (quiero algo)
- deseos y sentimientos relacionados (mi deseo se ha cumplido y me siento feliz)
- conocimientos (conozco o ignoro algo)
- pensamientos sobre la información (pienso en algo)
- capacidad de diferenciar entre pensamiento y mundo real (los pensamientos ni se ven ni se escuchan – las cosas reales son tangibles)
- creencia sobre el mundo (creo en algo)
- diferentes  habilidades para usar la mente en conducta y en lenguaje



Somos seres intencionales y nos desenvolvemos en un mundo social donde la interacción está a la orden del día. Quizás por ello hoy en día muchos autores prefieren hablar de cognición social como un conjunto más amplio de habilidades sociocognitivas y emocionales que las contempladas tradicionalmente bajo el término de Teoría de la mente, además de distinguir (según Javier Tirapu) entre:
- empatía cognitiva (saber lo que otro sabe – pensar lo que otro piensa):  los procesos cognitivos para adquirir el punto de vista del otro, como predecir conductas en base a creencias de primer y segundo orden.
-empatía emocional (sentir lo que otro siente): la capacidad para reaccionar emocionalmente ante las experiencias de los otros, tanto en conducta como en lenguaje.

La interacción, la imitación, habilidades comunicativas tempranas, la consciencia personal, el juego simbólico, las funciones ejecutivas, el mundo social, inferir información, familiarizarse con gestos e intenciones, el desarrollo emocional o conocer las fuentes del conocimientos fueron algunos de los temas que tratamos en la primera parte del curso Simbolismo y Cognición social.
Ahora, en la segunda parte,  vamos a seguir avanzando en el propósito de adquirir  habilidades para que las personas con autismo puedan desenvolverse con sensibilidad en el complicado mundo social:
Hacia los  5 años, los niños consolidan una nueva competencia: pasan de “saber” a ‘saber que saben’, además de establecer una relación entre pensamiento, emociones y creencias. Al poder atribuir emociones, intenciones, deseos y creencias a otras personas alcanzan un momento determinante de su actividad intelectual, con nuevos niveles de razonamiento.




Y así comenzamos en el módulo 3 con creencias y emociones, para ir en paralelo profundizando en la ficción, en la interpretación de conductas, en la creatividad, en la manipulación de estados mentales (engaño o mentira) o en la influencia de los recuerdos en nuestro estado emocional. Y todo ello con atención especial a la pragmática junto a las habilidades conversacionales.
Nuestras acciones o comentarios pueden afectar de manera positiva o negativa a las otras personas. 


Tener sensibilidad social significa que tenemos la capacidad de controlarlos  para evitar que los demás se sientan mal (emociones desagradables) por lo que hayamos dicho o hecho. Por eso no podemos quedarnos solo en habilidades referidas a conductas. Toca ahora en el módulo 4 detenernos en los comentarios que hacemo. Veremos por ello la comprensión de intenciones comunicativas verbales (ironía, dobles sentidos o chistes, entre otros). Pero no podemos quedarnos ahí, sino mostrar cómo resolver malentendidos o conflictos en el mundo social, además de profundizar en el desarrollo emocional con la empatía, fingimientos o los juicios morales. Terminaremos con la transgresión de normas socioconvencionales al presentar meteduras de pata y dilemas.


Con el curso completo, vamos a descubrir que además de un YO hay un TÚ, es decir, otras personas que perciben, piensan, sienten, desean o creen cosas distintas, además de  desarrollar habilidades sociocognitivas, comunicativas y emocionales para interpretar y comprender lo que hacen y dicen los demás en diferentes situaciones sociales con las que se vayan enfrentando.
He preparado un temario práctico, completísimo y explicado de forma sencilla. Abordaremos todos los aspectos implícitos en la cognición social: intencionalidad, consciencia personal, juego simbólico, funciones ejecutivas, emociones, habilidades sociales, interpretación, inferencias, habilidades comunicativas intencionales, cognición, coherencia central, imaginación, flexibilidad, sensibilidad social, mentalismo, ficción, engaños, pragmática, conversación...

PROGRAMA DEL CURSO SIMBOLISMO Y COGNICIÓN SOCIAL. Segunda Parte

MÓDULO 3. PROFUNDIZANDO EN LA INTENCIONALIDAD
1. Pensamientos, emociones y creencias
2. Creencias falsas de primer orden: interpretación de conductas en base a creencias falsas
3. Ficción, simulacion y fantasía
4. Habilidades pragmáticas, primeras conversaciones
-Cinética o uso de los gestos en la comunicación
-La intencionalidad o propósito de la comunicación
-Contacto visual
-La expresividad facial
-Las peticiones o expresión de deseos
-Alternancia recíproca (turnos y esperas)
-Comprensión de preguntas y hacer preguntas
-Inferencias lógicas en contextos
-Interpretación de intenciones / proyección de  conductas basadas en comunicación no verbal, en base a respuesta emocional o en base a creencias
-Proxémica: forma en que una persona usa el espacio (postura, contacto) y la distancia en sus relaciones interpersonales.
-Habilidades conversacionales como interacción comunicativa entre individuos
-Variación estilística para adaptar el lenguaje a diferentes interlocutores
-Topicalización: introducir temas, mantenerse en un tema, cambiarlo y finalizarlo
-Aclaración y reparaciones: pedir al interlocutor que te aclare lo que no entiendes o darle  la información que precisa si él no te entiende a ti.
5. Creatividad imaginativa
6. Del engaño a la mentira, incluye mentiras piadosas y persuasión
7. Creencias falsas de segundo orden
8. El recuerdo influye en las emociones

MÓDULO 4. HABILIDADES COMUNICATIVAS Y EMOCIONALES PARA LA SENSIBILIDAD SOCIAL
1.Comprensión de intenciones comunicativas verbales: chistes, lenguaje figurativo, dobles sentidos, refranes, ironía, inferior y razonar
2. Malentendidos en situaciones sociales: herramientas para afrontarlos
3. Estrategias cognitivas para la organización y la resolución de problemas
4. Trucos y actividades para profundizar en  la conversación: empezar, unirse, participar, despedirse
5. La empatía: siento lo que sientes y me intereso por ti
6. Comprensión emocional avanzada: de fingir emociones a los juicios morales
7. Transgresión de las normas socioconvencionales: Meteduras de pata y dilemas

Adelante siempre


ADELANTE SIEMPRE
Cualquier constulta estaremos encantados de atenderte en el email de la escuela.
elsonidodelahierbaalcrecer@gmail.com

[+/-]

El autismo ha sacado lo mejor de mí, en Letras del Parnaso

[+/-]

Portada de la revista Letras de Parnaso
Empezaba el año 2017 con una entrevista preciosa de la mano  de Juan Antonio Pellicer en la revista Letras del Parnaso. Han pasado dos años, y creo que estas palabras se merecen un lugar de honor en el blog. Son muchos los recuerdos que vuelven al leerla, y no solo de nuestra experiencia de vida, sino de mi querida Higorca Gómez -promotora de la entrevista- y sus Letras del Alma


-¿En un momento todo cambia?
Hay muchos momentos y muchos cambios en mi vida.  Pero destacaría dos decisivos: un viaje a Vietnam que implicó que ahora viva en Alemania, ya ves, el amor. Y el nacimiento años después de mi hijo Erik, la persona a la que más quiero en este mundo. De nuevo el amor.

-¿Para mejor?
Soy optimista y flexible por naturaleza. Los cambios son para mejor, bien por sí mismos, bien porque nosotros nos adaptamos a ellos.

-Su implicación con el autismo es absoluta. ¿Qué le ofrece en su vida diaria?
Vivimos el autismo con naturalidad. Somos una familia más, con nuestros buenos y malos momentos. Además estamos orgullosísimos de nuestro hijo Erik, un luchador que se esfuerza a diario. Un niño maravilloso con el que estoy redescubriendo el mundo.
Los primeros momentos fueron complicados. Pero con el diagnóstico llegó también la decisión de informarnos, formarnos e implicarnos. Desde entonces, he sido parte activa en la estimulación de Erik, disfrutando cada avance paso a paso. También comencé a desarrollar programas de intervención, motivada por la evolución de mi hijo.

El autismo creo que ha sacado lo mejor de mí. He vuelto a ser niña jugando con mi hijo. Me ha enseñado a ser paciente, a disfrutar de las cosas pequeñas de la vida, a vivir cada instante como único. También me ha generado la ilusión de compartir nuestra experiencia, de ayudar a otras personas, de tener el objetivo de que ninguna persona con autismo se quede sin la estimulación que necesita.Y concienciar, sí, ofreciendo la realidad el autismo. Sin mitos. Mostrando que nuestros hijos sienten, se comunican y tienen un potencial sin límites, además de una hipersensibilidad apabullante.

Me encanta hablar con Erik, que me cuente cómo ve él las cosas. Eso me hace ver lo importantes que somos todos y cada una de las personas. Y que el mundo no tiene solo una perspectiva.

-Usted es, por formación, periodista. ¿Qué le aporta este perfil en su faceta de escritora divulgativa?
Siempre quise ser periodista, desde bien pequeña. Me encantaba escribir, y me sigue gustando mucho. Imagino que esa ilusión, más luego la formación universitaria y la experiencia de trabajo en distintos medios,  me ha facilitado saber comunicar mejor.

-¿Sabemos contar historias?
Hay muchas personas que saben muy bien contar historias. Mi abuela, por ejemplo, sin haber leído ni asistido a la escuela, era una narradora de historias impresionante. Les daba un toque especial a los cuentos clásico, pero sobre todo era fascinante su forma de contarnos muchas de sus vivencias: positiva, con humor, con gracia.
Como ella, otras muchísimas personas saben contar historias. Claro que sí. Y a mí me encanta leer o escuchar esas historias. He sido –y soy- devoradora de libros, así que me entusiasma  la idea de saber que todavía me quedan millones por leer gracias a esos contadores de historias que tanto admiro.

-¿Se siente escritora?
Fotografía de Mariano Grueiro
Ay, ojalá. Ese era uno de mis sueños cuando me vine a Alemania.... Esa calificación, sin embargo, me queda enorme. Nunca me he sentido  escritora, más bien comunicadora. Quién sabe en un futuro... Quien tiene un deseo, encuentra el camino para lograrlo.

-¿Las madres ven el mundo de otro modo?
Si hablo por mí misma, sí que ahora veo el mundo de forma distinta a cuando no era madre. Ahora hay una persona mucho más importante que yo: mi hijo Erik. Creo que me he vuelto menos impetuosa, más responsable, más comedida. Y muchísimo más cautelosa.  También más divertida, innovadora, juguetona, práctica y madrugadora.
Aunque solo tengo un hijo, mis días son de una actividad frenética. Hay que planificarse muy bien para conciliarlo todo. Para ello  tengo una máxima que me anima a diario: “Nunca digas no puedo más y aquí me quedo”. ¿lo reconoces? Es de Goytisolo, de sus “Palabras para Julia”.

-Y cuándo se viven situaciones como la suya y repara en las locuras de este siglo XXI, ¿qué se dice a sí misma?
Todos los siglos tienen locuras, jajaja, me encanta vivir precisamente en este, no soy de las que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor. Doy gracias a este siglo por la rapidez en la comunicación, por tanta información disponible, por la facilidad de llegar a miles de personas. Ya, ya sé que eso también tiene sus riesgos, ¿y qué no lo tiene?

-¿Qué suele leer?
Si me llegas a hacer esta pregunta hace unos años, cuando devoraba clásicos y adoraba la Literatura con mayúsculas, mi respuesta habría sido bien distinta. Tengo tres bibliotecas en casa. Pero... ¡cómo cambian las cosas! Ahora sobre todo leo libros sobre autismo. Y como quiero mejorar mi alemán, los libros que leo en ese idioma son bastante frívolos: policíacos, y estoy incluso dispuesta a leer alguna novela de amor. Mi faceta romántica está por descubrirse.

-¿Cuándo escribe?
Aunque antes era ave nocturna, ahora me acuesto prontito y madrugo mucho. Las cinco de la mañana es una hora estupenda, sobre todo en los meses en los que en Hamburgo ya es de día. Imagina la luz que envuelve a una ciudad repleta de bosques, lagos, canales...

Con el Manual de Teoría de la mente para niños con autismo, disponible en Psylicom, librerías especializadas y Amazon.

-Tiene varios libros sobre el autismo.
Dos. Manual de Teoría de la mente para niños con autismo y Manual del Juego para niños con autismo. Creo, no obstante, que el mejor libro práctico es mi blog El sonido de la hierba al crecer, donde recojo paso a paso la estimulación desde el momento del diagnóstico, con programas, materiales de libre descarga y vídeos. Ocho años ya (actualizo: a punto de cumplir 10 años).

-Además de las obras sobre el autismo, ¿qué otras ha escrito?
Una novela malísima cuando me vine a Alemania, jajaja. Deseaba escribirla tan bien, que me perdí en recursos retóricos que entorpecían la historia en lugar de enriquecerla. Uno de los grandes errores que cometemos los novatos.
Me apunté a varios talleres literarios. Fruto de ello nacieron  muchos relatos, algunos con premio literario y otros publicados en revistas o en libros conjuntos con otros autores.
Digamos que mi faceta literaria es muy pobre. Está todavía por llegar.

-¿Qué le atrae del Periodismo?
Estar al pie del cañón. No lo tomes literal. Nunca entró en mis planes ser reportera de guerra, me iba a implicar demasiado. Soy muy emocional y muy práctica.
Sobre todo me ha gustado siempre el periodismo escrito: redactar de forma objetiva para acercar y hacer comprensible la realidad. Esa era mi principal inquietud.

-¿Cómo valora el papel de los medios en la actualidad?
Complicada una valoración general. Para una persona idealista como yo, es triste decir que la libertad de prensa casi es imposible. Sin embargo, defiendo el papel del periodista como persona independiente, audaz e implicada.

-¿Y de Internet? ¿Y de las plataformas digitales y redes sociales?
¿Podrías imaginarte la vida actual sin internet? Yo, no. Creo que nos ha facilitado mucho la vida. En cuanto a las redes sociales, también las uso. Me gusta estar en contacto con otras personas que viven lo mismo que nosotros. Compartir experiencia, difundir, concienciar... Personas de todos los rincones del mundo unidas, ¡eso es muy grande!

Congreso en Monterrey, México, organizado por Cotti.


-Viaja mucho para dar conferencias. ¿Eso le da una perspectiva más relativa del Planeta?
Creerse el ombligo del mundo es un error. Hay demasiadas personas que creen que lo suyo es lo mejor, precisamente porque no conocen que hay otros millones de cosas por descubrir. Creo que he viajado desde siempre, primero por España de Norte a Sur y de Este a Oeste,  luego por otros países, otros continentes. Conversar con personas de otras culturas, probar nuevos platos, hablar otros idiomas, maravillarse con paisajes irrepetibles... Sí, eso abre mentes, nos hace ser mucho más tolerantes y respetuosos.

-¿Somos tan insolidarios como parece?
Somos más solidarios de lo que parece.

-¿Es inevitable esta cultura del riesgo?
Vaya, pues creo que no entiendo a qué te refieres. Cultura del riesgo, um, no sé. Pero me ha hecho pensar en algo que leí hacer poco en un libro: hacer todos los días algo que nos asuste un poquito para creer más y más en nosotros.

-¿Ha sido, es, positiva por naturaleza?
Sí. Y como no me tomo demasiado en serio, creo que ese es el secreto para ser una persona bastante feliz. Hay que reír mucho, y saber hacer carotas delante de un espejo, y jugar a pillar con los niños “haciendo el zombi”, ya que la cadera no me deja correr, jajaja.

-¿El ser humano nace o se hace?
Algo se nace, pero sobre todo uno se va haciendo en el camino.

-¿Qué está leyendo ahora?
Modelo Denver de atención temprana para niños con autismo. Una gozada. También “die Betrogene”, de Charlotte Link, que me tiene enganchadísima.

-¿Está con alguna obra entre manos?
Sí. Estoy preparando una nuevo libro: cómo empezar a estimular con ejemplos de sesiones estructuradas. También tengo un proyecto desde hace tiempo: un libro de relatos que desmitifiquen el autismo. Llevo muchas notas, algunos cuentos ya escritos, pero me resulta todavía difícil distanciarme de nuestra historia.



-¿Cuál es la mejor cosecha de su experiencia personal?
Respetar, dialogar y disfrutar. La vida son cuatro días, así que a por ellos viviendo y dejando vivir.

-¿Le importaría dejar un mensaje para finalizar dirigido a nuestros/as lectores/as?
Si mi hijo leyera esta pregunta, su respuesta sería SÍ o NO. La literalidad es intrínseca al autismo. Como madre de Erik contesto NO, no me importaría.
Lo hago además encantada: invitar a los lectores a conocer mejor a las personas con autismo, y descubrir lo maravilloso de otras formas de pensar y de concebir la vida. La diversidad nos enriquece a los seres humanos, no nos olvidemos nunca. Gracias.


Para quien desee leer la revista:


[+/-]
 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba