Estrategias frente al perfeccionismo

La tendencia al perfeccionismo que tienen la mayoría de las personas  con autismo supone:

● No se sabe manejar con sus errores y pueden convertirse en fuente de ansiedad
● Es poco deportivo, se vuelve airado y se entristece cuando pierde en un juego.
● Puede rechazar continuar una actividad a menos que crea que va a ganar o hacerlo perfectamente
● Puede  que rechace intentar nuevas actividades por miedo a fracasar.




Estrategias que podemos adoptar

Enséñale el pensamiento positivo sobre los errores
● Todo el mundo tiene puntos fuertes y puntos débiles y esto está bien.
● Todo el mundo se equivoca a veces. ¡No ha existido nadie en la historia del mundo que lo haya hecho todo bien siempre!
● Es una actitud madura admitir sus debilidades y errores.
● Cada error es una oportunidad para aprender como hacer las cosas de manera diferente o mejor la próxima vez.
Los inventores son un buen ejemplo de gente lista y paciente que sabe como aprender de sus errores.

Anímale y premia el esfuerzo más que el resultado
Enséñale que todo el mundo tiene sus aptitudes y habilidades. A Algunas personas les son fáciles unas cosas, y a otras personas, otras. Lo que más debemos valorar no es siempre el resultado, sino el esfuerzo que la persona ha puesto en hacer algo.
Busca ejemplos de esto y maneras de reforzar esto cada día. De la misma manera, si hay algo que a él le resulta fácil pero a otra persona no, anímale a apreciar el esfuerzo en los otros.

Ayúdale a ser deportivo
● A todo el mundo le gusta ganar.
● A nadie le gusta perder (vale por eso enfadarse un poquito)
● No puede ganar todo el mundo y no se puede ganar siempre.
● Los perdedores normalmente se sienten disgustados.
● No ser deportivo te hace desagradable cuando pierdes.
● No ser deportivo también te hace desagradable cuando ganas (porque les hace entender a los que pierden que son tontos…).
● La gente con deportividad, cuando pierde, felicita al ganador y dice algo como
“bien hecho, Juan” y le da la mano al ganador, aunque esté disgustado.
● Alguien con deportividad, cuando gana anima a los que han perdido diciendo
por ejemplo “bien jugado” o “la próxima vez tendrás más suerte”.

Haz de modelo cuando cometas errores
Permite que te vea que admites tus errores y que aprendes de ellos.  “Se me ha quemado la tostada, pero no pasa nada”.

“Sesión de confesar equivocaciones”
El niño debe aprender a pensar y hablar sobre los errores de una manera sana y a aceptarlos como parte de su vida. Puede ser divertido involucrar a toda la familia errores que ha cometido o ha visto en otras personas en el pasado. Hay que admitir cómo nos hemos sentido o como se han sentido los que han cometido el error y que se ha aprendido de esto. Por ejemplo:
● Equivocaciones embarazosas.
● Errores dolorosos.
● Equivocaciones estúpidas.
● Errores serios.
● Errores divertidos

Anima su sana autoestima
Ver la caja con tarjetas de autoestima.


(Fuente: Educando a niños con síndrome de Asperger, de Brenda Boyd)

3 comments:

Marta Máster

Hola. describes a la perfección las estrategias que tenemos que adoptar ante esas situaciones... lo más difícil es enseñarles que no pueden ganar siempre y que lo importante es participar... seguimos en contacto

Anabel Cornago

con erik nunca nos funcionó la premisa de "lo importante es particpar". Tras varios meses sin éxito, dimos con la fórmula: "si pierdes te enfadas, pero poquito". Va un fuerte abrazo :)

luanna_merah

Gracias desde el fondo de mi corazón. Voy a poner todo en práctica.

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

    El sonido de la hierba al crecer

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba