Prizant y Schuler(1987) hacen una serie de recomendaciones dirigidas a hacer más simple nuestro lenguaje y facilitar la comprensión a las personas con autismo.


1. Ajusta el lenguaje al nivel del niño.

a.       Estructura lingüística (cómo hablar): si el niño es preverbal, frases de una o dos palabras con instrucciones precisas: “Pedro, coge”, “María, ven”... y siempre contextualizadas. Si se empieza a producir lenguaje, los mismos principios pero frases un poquito más largas: “Pedro, coge tu mochila”, “María, ven a la cocina”.
b.       Contenido del lenguaje (de qué hablar): sobre situaciones, rutinas, personas u objetos que forman parte del día a día del niño. Acordes con el momento evolutivo y reforzando la intencionalidad del lenguaje.
Reducir el lenguaje a palabras simples o frases de dos palabras, apoyadas por objetos de referencia o imágenes cuando se considere apropiado. Es mejor al comienzo subestimar la comprensión que sobreestimarla: Schuler y otros (1997) enfatizaron que “los niños pueden parecer comprender mayor lenguaje de lo que realmente son capaces, porque están respondiendo a otros ítems no verbales del medio ambiente”.


La asignación de palabras simples a situaciones cotidianas constituye una gran herramienta para posibilitar a niños la comprensión de palabras.



2. Evita hablar excesivamente y hazlo de forma clara. Usa cada situación
Las palabras pueden amontonarse si les damos mucha información. Claro, concreto y preciso. También se recomienda hacer pausas:  Por ejemplo, se hacen pompas de jabón y se espera un rato antes de reiniciar la acción. O se presenta un paquete de galletas y se espera un ratito antes de abrirlo.




3. Consigue la atención del niño o niña antes de empezar a hablar:
a. Ponte de frente y a su altura
b. Llámale por su nombre.
c. Emplea la instigación física si es necesario (tócale, mueve su carita en tu dirección)



4. Habla de temas relevantes:
a. Lo que hace o intenta hacer.
b. Lo que va a hacer.
c. Lo que ha hecho.
d. Acontecimientos familiares al niño.
e. Evita el uso de preguntas en los comienzos

5. Emplea repeticiones, redundancias y explicaciones.
Conforme vaya avanzando en el lenguaje

6. "Compón" y "descompón" estructuras para ayudar al niño  a aprender acerca de la estructura del lenguaje. Con apoyo visual si es necesario y guiando.

a. Composición: "Tira el papel. Papel a la papelera. Tira el papel a la papelera".
b. Descomposición"Coge la cuchara y cómete el puré" "Coge la cuchara, cuchara (con indicación), coge puré (con indicación), come puré".

7. Intenta relacionar las emisiones con objetos, acciones y eventos del contexto mediante el empleo de gestos, tocar y demostración de acciones.
Si decimos “silla”, la señalamos y la tocamos. Podemos incluso sentarnos.


8. Si es posible relaciona la ecolalia con aspectos del entorno, simplificándola y con demostraciones. Vocabulario muy familiar al niño

El propósito es darle funcionalidad a la ecolalia, tenemos dos artículos buenísimos aquí:
ARTÍCULOS DE RED CENIT AQUÍ Y AQUÍ.
9. Segmenta claramente sus emisiones empleando el acento, entonación y pausa.
Importantísima nuestra voz y la prosodia.

10Si el niño hace algo inadecuado indica tu desacuerdo con una voz baja y seria acompañada de expresión facial. No generes un espectáculo con volumen, tono y expresión facial exageradas.
Evita el uso del “NO”. Es decir, dile lo que tiene que hacer: “habla bajito”, en lugar de decirle “No grites”. Recompensa, elogia y reconoce siempre que lo haga de forma adecuada.
11. Si es necesario emplea gestos para dar un soporte al habla o haz la acción con el niño


12. Haga que el niño o niña sepa que eres un receptor motivado atendiendo a sus iniciativas comunicativas.


13. Si un niño no puede comunicarse mediante habla o signos, pídele que muestre o señale y proporciónale las palabras correspondientes.

Hay muchos sistemas de comunicación actualmente: una libreta, dispositivos móviles, llaveros, pecs...

14. Si una petición no puede ser satisfecha, responde simple y consistentemente.

"No hay más galletas".

15. Emplee el lenguaje para ayudar al niño a anticipar eventos futuros, especialmente cambios inesperados de rutinas.



Para saber más:

Ecolalia y adquisición de lenguaje. Gortazar. AQUI

Blog Las gafas de ver azul. AQUÍ.


Follow Me on Pinterest

2 comments:

Begoña Martin-Alameda Tejedor

mil gracias por toda la ayuda que nos das. Sin el blog sería muy difícil trabajar y ayudar . mil gracias

Unknown


Saber comunicarse con cada niño, teniendo en cuenta sus características, es algo fundamental para todos, tanto docentes como la propia familia. Y aquí encontramos unas pautas clave y sencillas para que todos podamos aprender y mejorar un poquito más. ¡Se agradece todo lo que se trabaja en este blog!

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba