Autismo, música y canciones

.

MÚSICA, MAESTRO


La  música es una gran vía de interacción, diversión y comunicación. El niño puede además aprender con ella a predecir gestos, palabras y sonidos que ha escuchado y “visto” muchas veces. Con el tiempo, puede empezar a usarlos él también. Y es que el lenguaje “vive” con la música, que puede acompañarnos en los diversos momentos del día, desde un “Arriba, nos levantamos” hasta la nana para ir a dormir. Podemos también usarlas para anticipar situaciones (“Vamos a la playa”) o en experiencias que estamos viviendo (“Que llueva, qué llueva”) o con las rutinas, como por ejemplo al lavarse: “Pimpón es un muñeco...”.

Los niños pequeños se sienten atraídos por el ritmo, la melodía y los movimientos de las canciones (y rimas). Por eso, vamos a cantar, a bailar, a movernos.... Elegimos primero canciones muy cortitas y con estribillo repetitivo. TIP: Podemos tener tarjetas plastificadas con una imagen que represente la canción y el título de la canción en mayúsculas o un objeto que la represente (así podrá elegir el niño más adelante)

Incluye canciones que impliquen movimientos, además de movernos por la casa al hacer rutinas diarias: “Salta, salta, pequeña langosta”, y saltando vamos hasta la cama elástica para saltar juntos. Si la canción implica movimiento, vamos a estimular el desarrollo motor tanto fino como grueso además de  fomentar que distinga las partes de su cuerpo.

Trucos que funcionan:

  • ·     Hacer énfasis en una palabra: decirla más alta, más despacio, con otro tono, silabearla: po-lli-to. Porque son la vía para enseñar palabras: partes del cuerpo,  animales, acciones, instrucciones....
  • ·        Reforzarla con gestos y mímica: las acciones que acompañan a las canciones son ayudas visuales que muestran qué significan las palabras: “achupé, achupé, sentadito me quedé” y nos sentamos.
  • ·        Podemos usar objetos para acompañar la canción: animalitos si cantamos En la vieja factoría, Títeres de dedos de pollitos si cantamos “Los Pollitos”, unas plumas en la cabeza para La gallina Turuleta
  • ·        Si lleva movimiento, nos centramos primero en uno: levantar los brazos, agacharse.... Y lo mismo sería con el gesto, de uno en uno: “Yo tengo una casita”, solo la forma de la casita con las manos.


ESTRATEGIAS

Interrumpir la canción y hacer una pausa para que el niño continúe con un sonido o una acción. Esperar unos segundos, y si no hay reacción, continuar cantando la canción y haciendo los movimientos si los lleva.


Unirla con movimientos vestibulares: en el columpio, sobre la pelota Bobath, en la mecedora, sobre tus rodillas, saltanto en la cama elástica. Haz con el niño su actividad vestibular preferida. Continúa la actividad mientras cantas una canción infantil: “El barquito chiquitito”. Cuando el niño se muestre interesado, detente, detén la actividade  y no cantes el final de la canción. Espera a que el niño complete la canción. Repite esto varias veces

Cambio de volumen en una canción que le guste: Sube el volumen en trozos de la canción que desees resaltar, baja luego el volumen para ver si el niño la completa.

Guía con tu mano los movimientos: Muchas canciones incluyen acciones. Mi madre, por ejemplo, le cantaba a Erik “Pin-pon es un muñeco" mientras le lavaba manos o carita. Así que usamos esa canción para interactuar, y Erik debía ponerse la mano en la carita en la parte "se lava la carita con agua y con jabón”. Primerlo le muestras tú cómo hacerlo. Si tras varias repeticiones, no te imita, tomas suavemente sus manitas y le diriges, hasta que al final no necesite tu ayuda.

Equivocar el texto si ya se sabe la canción y la canta: “Los pajaritos que van por el aire...”


  • ·       Comienzas siempre igual. Dices “Corro de la patata” o “Achupé, achupé” mientras le coges de las manitas y comenzáis a girar.
  • ·      Tienes preparada una estrategia para propiciar la interacción: detenerte tras achupé, achupé
  • ·      Terminas siempre igual: sentados en el sueño
  • ·     Mantén la interacción mientras el niño la disfrute.  Si ya está cansado, dile “se acabó”



¿Y SI COMPONEMOS NUESTRAS PROPIAS CANCIONES? 

Este recurso lo usamos mucho con Erik. Recuerdo que ya de bebé inventé las primeras canciones, y eran las que deseaba escuchar al ir a dormir, por ejemplo. TRUCOS: Cortita, y con muy pocas palabras diferentes. Puedes usar melodías que ya existen o inventarlas. Usa su nombre en la canción: Erik el bebé, es muy morenillo..... Y añade cosas que le gusten: “junto a la lamparita”. Puedes acompañar la canción con acciones simples del día a día: “así te limpio, así así, así te limpio....” y le frotas la boquita.


Y vamos a disfrutar con este vídeo:



5 comments:

claso.net

Un post muy interesante con hábitos muy fáciles de adquirir para los niños.
Gracias por compartir!

Linda

It is a great article. You will surely like this also because it is a great stuff
cat mario

subway surfers

¡Este es un método de enseñanza muy útil para niños! thank you for sharing with us

Unknown

Hola, gracias por los aportes, está muy bueno y divertido.

Unknown

Un niño con autismo q n centra la mirada con 4 años y en cada actividad q intentas t pega x disgusto q debes hacer

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba