Imitación y contraimitación

.

Nos colocamos frente al niño e imitamos alguna actividad que realiza.  Si logramos su atención, podemos introducir algunas modificaciones con el objetivo de que con el tiempo sea el niño quien nos imite. Si por ejemplo al peque le gusta dar palmas, podemos imitarlo varias veces y al final introducir dar golpecitos al suelo con el pie o extender los brazos.

También podemos aportar algún elemento mediador si nos unimos a él y lo imitamos. Recuerdo que a mi hijo le encantaba embarrarse sentado en el suelo del jardín. Yo me colocaba a su lado, clavaba palitos en la tierra o colocaba pidritas sobre trazos hechos con uno de los palitos. Luego se los daba a él para ver si lo imitaba o si los dos interactuábamos de alguna manera. Poco después, cubo y pala como aliados o una botella de plástico para rellenar con tierra.

INFO:
·        Imitar al niño fomenta más la vocalización y la interacción. También le alienta a copiar a la persona adulta y tomar turnos. Asegúrate de imitar cómo juega siempre que sea un comportamiento positivo.
·        Recuerda repetir sus sonidos, copiar las acciones que realice al explorar un objeto, unirte a él cuando se mueve. Pero, a la vez, introducir tú algún sonido, palabra o actividad nuevos y adecuados a la situación.

SI ESTÁ USANDO ALGÚN JUGUETE:




Incitamos e imitamos al niño:

Para ir propiciando más y más la interacción, podemos ser nosotros quienes incitemos o iniciemos la actividad. Por ejemplo:

• Dale al niño un juguete que le guste mucho para que lo explore, y copia las acciones y sonidos que hace. Utiliza intrumentos que le motiven: hablar a través de un rollo de cartón, utilizar un micrófono, etc.

• Ten dos objetos iguales que le gusten mucho al niño. Uno delante de él, el otro delante tuya. Cuando lo coja, imita lo que haga con él. Introduce sonidos.

• Dale al niño un objeto que le permite “jugar” con él en movimiento: por ejemplo, un trozo de tela vaporoso. Utilizando uno parecido, imita sus posturas y movimientos, así como las formas que hace con él. Introduce algún sonido o alguna palabra adecuado a la situación. Varía los ritmos.

¡Que os divirtáis!

Más información en el Manual del Juego para niños con autismo, que podéis adquirir encargándolo a la editorial o por Amazon.

0 comments:

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba