Sobre el primer año el niño empieza a descubrir y experimentar el mundo de la construcción con sus primeros apilables. Más que creativo, se trata del proceso de manipulación: colocar cosas encima de otras y, sobre todo, derribarlas al principio.  “¿Hacemos una torre?”  También experimentan con formas, tamaños y colores, además de fomentar la orientación visoespacial . Más adelante, ya usará está capacidad  para construir objetos, escenarios y elementos lo más parecidos a la realidad.

Son muchas las actividades que se pueden realizar, como por ejemplo apilar esponjas:


o si queremos más estructura preparar bandejas:


Y hoy os proponemos el juego de la Torre de Figuras Fragmentadas:


Estrategias ante la inseguridad gravitacional

[+/-]



El niño con inseguridad gravitacional muestra mucha cautela para montarse en columpios, carruseles o bajarse por el tobogán, y suele evitar los juegos de movimiento con otros niños. Pueden mostrar un gran temor cuando separan sus pies del suelo (subir/bajar escaleras, trepar, saltar, suelos que se mueven), por eso prefieren actividades sedentarias. Estos niños tienen mucho miedo a las alturas, caerse y suelen marearse en el coche. Por lo general, están acostados o sentados y hacen todo lo posible para evitar el movimiento (o se mueven con cuidado y lentamente). Evitan sentarse con los pies colgando, y ante grandes espacios abiertos se sienten perdidos. Tímidos y precavidos. Pueden ponerse muy nerviosos si tiene que echar la cabeza hacia atrás (por ejemplo, para lavarle la cabeza).


¿Cómo me puedes ayudar?
·        Respeta mis temores. No me obligues a moverme si no quiero hacerlo, ya que eso aumenta mi ansiedad y no resuelve el problema.
·        Déjame tener mis pies sobre el suelo. Eso me hace sentir muy seguro.
·        Déjame controlar mi cuerpo y mis movimientos en el espacio. Así puedo ir probando a mi propio ritmo.

Algunas estrategias a tener en cuenta:

  • Respetar y no imponer: empieza con actividades que impliquen movimiento desde el nivel del suelo: rodar, arrastrarse, caminar o correr; luego incluye obstáculos, velocidad y saltos.
  • Vete introduciendo de forma progresiva otras actividades y guíalo físicamente: subir a un escalón muy bajito y ayudarle a bajar, mecerlo sentado en nuestras rodillas o saltar agarrados de la mano en una mini cama elástica.
  • Incluye juegos en el agua y la piscina le va a brindar más seguridad.
  • El triciclo también puede ser aliado, pues apoya las manos al desplazarse y puede empujarse con los pies.
  • Juegos simbólicos, de roles, teatro... incluyendo imitación de movimientos.
  • Proporciona a diario actividades propioceptivas, pues regulan el sistema vestibular.




  • Si observas estas conductas, ponte en contacto con un terapeuta ocupacional.

No dejes de visitar la página de Pedro Sánchez en Facebook. Red sensorial.

Ver más en el blog. 


[+/-]
 

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba